www.bestiario.com/guindilla

PÉRDIDAS. ¿Cómo se puede perder los tubos del oxigeno? O mejor dicho: ¿Hasta dónde pudo llegar el individuo que respiraba cada bocanada gracias a ellos, para no perder el sentido?

No me lo quito de la cabeza. ¿Cómo puede encontrarme los tubos y al lado no estar el fallecido?
Quizá antes llego otro paseante y le recogió todo rosáceo y entumecido.

Otro expediente menos inquietante lo formaban el tanga y la salida del garaje. Sobran palabras.

Podría deciros que era rojo y blanco... y que con una rapidísima mirada lo más alejada que me permitió mi anatomía humana, que era barato y sin gracia. Y el hecho de estar donde estaba, implicaba una salida, en todas y cada una de sus acepciones más o menos claras.

Pérdidas.

No se puede perder lo que no se tiene.

A veces, hasta que no lo perdemos, no sabemos lo que teníamos o con suerte tenemos.

Pérdidas.

Las de memoria. Las de los objetos. Y las peores: Las de las personas que queremos.

Publicado el martes, 21 de noviembre de 2006, a las 17 horas y 08 minutos

SIN COMENTARIOS. Los famosetes se hacen los interesantes con esa frase inacabada tan petulante. Sin comentarios.

Ponen poses, meten tripa y muestran una jeta nueva sin arrugas y sin signos de belleza fraterna ni interna.

¿Uno no nos está diciendo ya algo, cuando utiliza esa coletilla tan consabida y pulida?

Sin comentarios.

... y mis informáticos me han explicado que he estado unos días sin vuestros esperados y genuinos comentarios.

Publicado el martes, 14 de noviembre de 2006, a las 18 horas y 45 minutos

DE CORAZÓN. Hay visitas, momentos e incluso lamentos que nos transportan a nuestro interior.

Los muertos. No lo están en nuestro corazón.

Los amigos. Los verdaderos amigos, nos hacen ser mejor.

A diario siento que el momento, no es más que un tiempo para saborear viviéndolo.

De corazón.

Publicado el jueves, 9 de noviembre de 2006, a las 15 horas y 47 minutos

A LA VEZ. Es curioso. Simplemente curioso como algunos humanos son o somos capaces de hacer varias cosas a la vez.

En esta categoría podemos encontrar las acciones siguientes: Dormir y roncar. Joder y sonreír. Y mi preferida masticar y hablar.

Pasemos con la primera: Dormir y Roncar.

Yo estoy convencida que las cuevas de los osos cuando invernan están a tomar por saco, porque tienen el detalle de dejar dormir al resto de la población animal, véase apartado fauna. De esa premisa deducimos que los osos son detallistas y nada egoístas. Porque podrían decir: "Como yo estoy dormido me da igual si mis sonidos son reconocidos como seísmos en Panamá".

En el segundo puesto nos encontramos con la archiconocida pareja de Joder y Sonreír. Se asemeja a que te den por saco que me da igual por eso luzco esta sonrisa sin igual. Pero no es exactamente así. Es más bien un: ¡Qué te jodan! o ¡te jodes!... que me alegro cantidad.

Y ya para terminar vemos lo que nunca quisimos visualizar: Hablar y Masticar.

¡Qué sensación tan bonita! ¡Qué paisaje sin igual!... cuando de primera mano podemos dar testimonio del estado de las amigdalas del tertuliano, pasando por unas encías llenas de comida y de una masa a medio machacar.

Dicen del arco iris, de las islas, del paisaje del fondo del mar... donde esté ver a un cerdo en su salsa, que se quite el navegar.

Afortunada tu, amiga mía, que tienes el tres en uno: el que ronca como una taladradora, mastica y hablaba como un cerdo, y te jode mientras sonríe mascando y chicle y te dice: Así están las cosas y si no te gustan: Ahí tienes la puerta.

Dedicado a ti, insufrible.

Publicado el martes, 7 de noviembre de 2006, a las 16 horas y 54 minutos

ESOS DIAS... Hay momentos en la vida, días, semanas, años, que con el paso del tiempo se convierten en un recuerdo, en un instante en el cerebro.

En ese instante que recuerdo con tanto afecto que me debe de sangrar desde mi intelecto hasta mis dedos, estan mis abuelos, los que más quiero, y por supuesto, mi mundo entero.

Ayer en mi cerebro, era día de chocolate, de regalos y de amor sincero.

Ayer, eché de menos a mis abuelos.

Publicado el lunes, 30 de octubre de 2006, a las 10 horas y 17 minutos

EN EL BUS... Había un gallinero en el centro formado por cinco gallinas cueclas y una vieja.

La conversación por llamarlo de alguna manera fue:
- Te voy a echar un mal de ojo.
- ¿Un manojo?
-¿Te ha dicho que te va a dar hinojo? Pues yo también quiero.

Publicado el viernes, 27 de octubre de 2006, a las 11 horas y 18 minutos

CIRCULACIÓN. Según una tipeja todo huesos y pelleja, para tener una buena circulación en las piernas y en la sesera hay que abstenerse de dulces y cafetera.

Conforme. Me lo creo. Como dijo el de la sotana ancha: Palabra de Dios. Pero ¿Qué coño tiene que ingerir la población para conducirse mejor?

No me quejo de los tipejos que mutan en viejo cascarrabias y pitan, blasfeman y chorrean mala baba nada más sentarse detrás de un volante. Me enerva, me hincha la vena los que no saben andar en una acera.

Ni a izquierda, ni a derecha. ¡Por el medio! Pero al estilo del oso borracho, de lado y por todos los lados, y con premio: en la mano una correa en la que lleva colgado un baboso cuadrúpedo ladrando.

Yo creo que hay una cámara oculta grabando... sino no me explico tantos borregos sueltos andando.

Andaos con ojo... ¡Qué les han soltado!

Publicado el miércoles, 18 de octubre de 2006, a las 14 horas y 59 minutos

< 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 >
Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres