www.bestiario.com/guindilla

FLATULENCIAS. ¿Qué hay peor que la mierda de un dromedario?

Quizás el pedo de un camello. (En todos sus aspectos)

O teorizando y experimentando, el abominable sonido de una verborreica cagalera, de un mentiroso redomado hablando e insultando, a una inteligencia ya de por sí un poco lumbrera y poco crédula.

No me gusta que me mientan. Ni piadosas. Ni estupendas historias, dignas de un Oscar al mejor guión adaptado en la sección "Novela y Ensayo".

Hoy es el día, en el que los niños disfrutan de un sueño alimentado de regalos y de escaleras por las que trepan los magos.

Con esa mentira disfrutan padres e hijos, mientras son niños, pero luego llega el desencanto y la realidad del engaño: No son tres, sino dos. No son magos, sino malabaristas por bajar la cuesta de Enero sin retrasos.

Quisiera un regalo inusitado, que desaparecieran de la faz de la tierra todos y cada uno de los mentirosos consumados.

Pensadlo... qué bien viviríamos sin políticos, sin altos cargos, sin abogados, sin toda esa calaña que según es el talón que tienen al lado, así ejecutan su rollo ensayado.

En estas Navidades... turrón de chocolate. Y que vuelva a casa por Navidad la sinceridad.

Publicado el viernes, 5 de enero de 2007, a las 23 horas y 45 minutos

AFLUENCIA: Acción y efecto de afluir.

Afluir: Acudir en abundancia.

Según está definición y dejándome llevar por el gran número de comentarios, (estoy irónica), he llegado a la conclusión que esta página no tiene afluencia. O dicho de otro modo, que ni acudís, ni fluís.

Según la Real Academia, afluencia también es facundia, abundancia de palabras o expresiones.

Con lo que pienso: Existo pero debo de ser poco facundia y mucho rollo.

Pero os anticipo, que no me decepciono más que lo justo y propio, y que pienso continuar afluyendo y aflorando sin decoro.

... Algún comentario que otro, DICEN, que es sano y reduce el colesterol malo.

Publicado el jueves, 4 de enero de 2007, a las 17 horas y 41 minutos

CON TIEMPO. Me pregunto quién fue ese maniático que se aburría tanto, que para incordiar, se le ocurrió la brillante idea de dividir los instantes, los momentos, en minúsculos golpecitos constantes y eternos.

Quién quiso volverse loco contando y numerándolo todo.

Para mí que estaba en el campo, aburrido medio dormido y pensó: ¿Y si dividiera mi vida en... Y entonces vio como una vaca movía la cola y no dijo "Eureka" porque era más aburrido que un domingo sin carreras, y murmuró en cambio: ¡Qué feliz idea!... COLETAZOS!

Y según iba la vaca comiendo y rumiando, y por supuesto pedorreando, mientras abatía moscas con su cola, nuestro intrépido degenerado, los iba contando: Uno, dos, tres y cuatro... Izquierda, derecha. Arriba, abajo... Uno, dos, tres y cuatro... Cola arriba y abajo... (sin comentarios).

¡Perfecto! Dividiré mi vida... cada trayecto... ¡Es perfecto!

...Y ya se sabe, Dios los cría y ellos se juntan... Y fue a lo que hoy llamaríamos un club de viejos aburridos leyendo crónicas políticas de conquistas en las Maldivas...

... Y que te puedes esperar de lo que nació, cuando comentó su hallazgo en un nido de mentes turbulentas, secas y poco hechas... pues cachitos. Todos ronroneando: Contaremos. Dividiremos. Tendremos el tiempo en nuestras manos. (Patrocinado por relojes Casio)

Ahí nacieron los segundos, los minutos y esa insufrible manía de todo el mundo de contar sin vivir cada minuto.

Y llegamos a nuestros días dónde la obsesión es la Meca de la Evolución.

¡Malditos aburridos! Nunca entenderé la fijación por el contador: Ahora son exactamente las siete. Estamos en el 2007... cuenta hijo cuenta, que mirar una esfera mientras gira una manivela es una sensación tan placentera que merece no parpadear siquiera.

Publicado el miércoles, 3 de enero de 2007, a las 15 horas y 40 minutos

Y SE NOS ACABA EL AÑO.. y con él, los propósitos que tan seriamente certificamos en el pasado.

Todos, y entre ellos me incluyo, nos deseamos a nosotros y a los extraños, un año lleno de sentimientos y de un acabado como el de los cuentos: al completo de paz, amor y felicidad.

Siempre me hace gracia la "San Silvestre", la carrera del último día del año. Les hay que continúan machacando la carretera sólo que ese día van más acompañados, pero los que me suscitan una mueca de simpatía, por así llamarlo, son los que ese día pierden las tripas y cogen un buenísimo catarro intentando respirar mientras la cabeza les grita: ¡NO PUEDO MÁS!... Tengo flato, dos tirones y un dolor constante en mi sistema de ventilación que me está matando.

Pienso, (luego existo), que para muchos es un coleteo de un deseo de mejorar. Se dicen: Termino el año corriendo y lo empiezo dejando de fumar, apuntándome a un gimnasio, haciendo... llevando... tratando... Nunca los gerundios dieron para tanto.

¡Y es que somos humanos!... pensamos, pero poco hacemos. Nos gusta mirar y ejecutar lo justo y profesional.

Como cada año, correremos y correrán, y yo me pregunto ¿Cuántos de esos deseos perdurarán?

Sea como fuere, ya es un principio querer mejorar, sólo nos falta un empujoncito y ser constantes para terminar.

FELÍZ AÑO a todos, a los que empiezan y los que terminarán.

Publicado el sábado, 30 de diciembre de 2006, a las 13 horas y 55 minutos

HACE CIEN AÑOS... Me enseñó a conducir un coche por la carretera y por la vida.

Me dio tantas cosas que no hay hojas en blanco... tendría que expropiar las de los árboles... las de todas las maquinillas. Simplemente tendría que borrar todas las primeras ediciones y las posteriores, y reeditarlas con su nombre, Teodoro, o con el que llevo en mi corazón: abuelo.

Le llevaré un puro, mantendré la casa caliente, me acordaré de cuando él estaba presente.

Mis abuelos...

La cachava de mi abuelo no fue su paraguas, ni sus hijos, ni sus incontables nietos ni bisnietos, fue mi abuela. La mujer de su vida, y de su longevidad.

Siempre era su santo, pues en el calendario, siempre encontraba su tocayo... "No hay Teodoro malo". Tenía más razón que un santo. (Parafraseando)

Felicidades abuelo. Por ser quien eras y por dejarnos esta huella.

... Y hoy, por todo lo alto!

Publicado el miércoles, 27 de diciembre de 2006, a las 10 horas y 12 minutos

POR MI CUMPLEAÑOS... recibí sorpresas inesperadas y ningún hachazo.

Flores, regalos y muchos abrazos.

Pero lo que me enervó fue la siguiente felicitación:

¡¡¡POR SU ANTIGUO AUDÍFONO 300 EUROS!!!

Para ser más concretos, en una tarjeta escueta me felicitaba una tienda, y la verdad, con muy poca gracia para ser un festejo.

...Y al doblarla, vi una hoja blanca y recortada, que me recordaba que si les daba mi antiguo audífono, me daban 300 euros del ala.

¡¡¡Y desde cuando yo necesito una trompetilla para escuchar los sonetos!!!

No es por nada, pero con mis treinta y pico, sin alas y sin patas, todavía estoy más sana que una manzana.

Así que me quedo sin esa propina, pero mantengo mi sonrisa y mi valor en alza.

Publicado el viernes, 22 de diciembre de 2006, a las 15 horas y 31 minutos

CON LA BOCA ABIERTA. Así me he quedado esta mañana.

¿Sorprendida? La verdad es que no.

¿Impresionada? Pues tampoco.

Pero el hecho es innegable: Me ha dejado con la boca abierta.

Mentiría si dijera que no me lo esperaba, pero siempre, aunque uno se lo espere, no puede dejar de abrir la boca.

Quizá algunos no lo den importancia, pues sé, y puedo confirmar de primera mano, que era yo la única en toda la estancia que me he quedado con la boca abierta de par en par, pero no era para menos.

Nada tenían que ver las luces, ni los focos, ni siquiera la extraña comodidad con la que ves todo desde una perspectiva privilegiada, en primera línea, pero no la idónea para comentar y narrar la jugada.

Quizá os esté confundiendo, pero más impactada me he quedado yo, cuando mi dentista me ha comunicado: Pues no, no tienes ninguna carie. Estás perfecta.

... Así que perfecta... que conste que mucho antes de que me dijera esto, yo ya tenía la boca abierta... y sin anestesia.

Publicado el martes, 19 de diciembre de 2006, a las 15 horas y 21 minutos

< 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 >
Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres