www.bestiario.com/guindilla

ME REPITE. A mi sobrino le encanta que le repita una y otra vez sus canciones preferidas, sus cuentos con su final escogido, o lo que dicen sus muñecos.

Mi cabeza me repite una y otra vez aquello que podría mejorar o cambiar, pero yo, fiel representante de "Tropieza una y otra vez con la misma piedra", no escarmiento y no hago más que lamentar y soñar, sin cambiar.

No siempre soy igual. Pero llevo una racha que debería en vez de dar al Play y jugar, rebobinar y borrar, o mejor, empezar una nueva cinta sin mirar atrás.

Me voy al cine. A vivir durante casi dos horas la vida de otros y a sentir lo que el director nos quiera transmitir.

Publicado el viernes, 1 de junio de 2007, a las 19 horas y 01 minutos

LO RECONOZCO SIGO SIENDO UNA INGENUA. Me creo cuando recibo un mensaje en el móvil diciéndome que alguien que me quiere me envia una canción, una foto... lo reconozco, espero enviar ese mensaje y encontrarme la melodía que alguien pensando en mí, ha escogido...

... Aún sigo abriendo el correo pensando en encontrarme algo diferente a las facturas y futuras promesas de viajes de ensueño y descuentos.

Me pregunto cuantos portazos, buzones vacios y engaños seré capaz de protagonizar hasta decir: ¡Ni uno más!

Publicado el miércoles, 30 de mayo de 2007, a las 17 horas y 05 minutos

CADA VEZ... que te encuentres del lado de la mayoria, es un buen momento para hacer una pausa y reflexionar.
Mark Twain.

Publicado el lunes, 28 de mayo de 2007, a las 13 horas y 24 minutos

EN CAMPAÑA... Y eso es lo malo, que parece haber una norma no escrita que estas fechas está permitido y hasta premiado el "Donde digo digo, digo Diego".

Creo que después de los aplausos, los elogios y las felicitaciones y nunca los compromisos hechos, tararearé y más de una vez cantaré, aquella canción que aprendí con mi sobrino y que me recuerda a los mentirosos y a lo poco que se parecen a cuando nos los presentaron:

"Pinocho fue a pescar al rio Guadalquivir.
Se le rompió una caña y pescó con la nariz.
Cuando volvió a su casa, nadie le conocía, tenía la nariz
más larga que un tranvia"



Porque será que siempre tienen razón los más chiquitos.

Aunque lo peor de todo es que todos pertenecen a ese club de PINOCHOS malcriados y viciosos.

Publicado el miércoles, 23 de mayo de 2007, a las 17 horas y 55 minutos

PRIVADO. En la imagen que tenemos de un diario nos encontramos con algo íntimo y personal.

Ante la numerosa afluencia y el elevado número de comentarios que llenan esta minúscula parte de la red, pienso que mis palabras no sólo son privadas, sino que son como el eco que alegremente lanza uno a la montaña.

Si tuviera que aprender a contar, no llegaría a la unidad ni en una reunión trucada.

Publicado el miércoles, 23 de mayo de 2007, a las 1 horas y 09 minutos

MOMIAS. En la antiguedad los egipcios le daban al vendaje tanto como hoy le dan a la pelotita y lo nombran deporte nacional.

En la actualidad, no hace falta cubrirse de telas para ser una momia nada original.

Esta mañana me he cruzado con una, y no ha sido un cruce mágico - si me permitís que parafrasee a la diosa del sujetador de la moda - ha sido tan escalofriante como si me hubiera encontrado con un vendado Tutacamon diseñado por la Agata... de la Prada... lleno de corazones y rombos a cruadros de plata.

La susodicha, no es que estuviera tostada o quemada. Es que estaba carbonizada. Con una piel que ya la quisieran para sí muchos agricultores en época de sembrada.

¡Unos surcos entre pellejo y pellejo...! Una zona devastada... Pobre... y pensará que va guapa con toda la piel con quemaduras más propias de los campos de esterminio, o de una barbacoa que de una piel sana.

No estoy en contra del moreno. Ni de los rayos de sol sobre la piel. Ni siquiera a favor de las sombrillas, las viseras o de los toldos. Pero por favor, que alguien la diga antes de que la regalen la nacionalidad africana por su persistente fijación, que los extremos no son buenos y que para hacer una parrillada no siempre hace falta carbón.

Publicado el miércoles, 16 de mayo de 2007, a las 0 horas y 33 minutos

DAR SIN AMAR ES UNA OFENSA. Eso dijo un tal Raoul Follereau, conocido en su casa a las horas de comer.

Yo, un lunes, y de lunes, sólo puedo argumentar que sin conocerle y sin ánimo de hacer leña del árbol caído - porque imagino que ya se ha ido -, pero bastándome dos neuronas y ante la cercana campaña de la Renta que ya se palpa, afirmo y firmo, que no me importaría, es más desearía, que aunque no me estime nada nadie del Ministerio de Hacienda, decidan darme muchos UNOS seguidos de CEROS y terminados en Euros.

No. No me sentiría ofendida. Ni molesta, ni nada que se le parezca. Es más, daría un nuevo sentido a esa frase ya hecha de "Hacienda cada vez más cerca"

Publicado el lunes, 14 de mayo de 2007, a las 9 horas y 47 minutos

< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 >
Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres