www.bestiario.com/mantenido

ENREDANDO. Tres años y cuatrocientos textos después de comenzar este diario, me decido por fin a incluir una lista con enlaces. ¿Por qué he tardado tanto? ¿Por qué la incluyo ahora? Pues no sé, la verdad, pero ahora que está me resulta útil –no me gusta leer por RSS– aunque se me queda corta. Crecerá.

Publicado el lunes, 24 de marzo de 2008, a las 19 horas y 54 minutos

ESPERANZA. Ese amor que no cuajó arrancó allá por las navidades, cuando los vecinos de enfrente trajeron un gato, aunque quizá seamos más precisos si indicamos que hará cosa de mes y medio caímos en la cuenta de que nuestra gata mataba demasiado tiempo delante de la ventana de la cocina, que da al patio y desde donde se puede ver parte de la cocina de los vecinos, y que una o dos semanas más tarde les pillamos contemplándose en silencio, qué remedio, él estirando la cabeza entre la cortina y ella encima de la lavadora, con las patas delanteras en la contraventana, y así un día, y otro, y nos hemos enterado de que nunca culminará, a pesar de que pensábamos que en cualquier despiste uno de los dos cruzaría a la otra casa, sorteando los tendederos, porque el otro día el hijo de los vecinos nos contó que el gato ya no vivía en su casa. Pero nuestra gata continúa pendiente, esperando quién sabe qué.

Publicado el martes, 18 de marzo de 2008, a las 1 horas y 02 minutos

LA SEMILLA (II)
— Posiciónate ya, y desmárcate.
— ¿Cómo?
— Sin alzar la voz; tiene que saberse dónde estás a partir de ahora sin que te expongas.
— Me pides un imposible. Todos sabes que te fui fiel estos años.
— Pareces nueva, guapa. Mira, te voy a echar una mano, esto no puedes desperdiciarlo: dejaré caer que tienes ambiciones, que has aguantado a mi lado por lealtad pero que tu ideario es el de ellos. A partir de ahí tendrás que nadar solita.
— Gracias. Me da que será una travesía por el desierto.
— Tú tranquila, seguro que acabas pescando algo, todos te han visto currar. Además das el pego, buscan a gente como tú.


La jefa de gabinete del político defenestrado salió del despacho más aliviada que agradecida. El diputado, satisfecho, continuó la ronda de despedidas. Al dejar la sede del partido se aguantó las ganas de largárselo al patrón. Mejor me espero, se dijo, hasta que no esté dentro no le cuento que tenemos un topo allí.

Publicado el jueves, 13 de marzo de 2008, a las 16 horas y 34 minutos

NOCHE ELECTORAL (I) El devoto, solícito y jovial hombre de confianza de la mano derecha del más relevante consejero del segundo asesor del candidato sólo pudo aflojarse el nudo de la corbata a la una de la madrugada. Naufragó en el hotel una hora y dos copas más tarde. Aunque vencido por la fatiga y las urnas, antes de descalzarse enchufó el televisor y el portátil. Cenó unas aceitunas de lata, unos cacahuetes salados y unas patatas fritas apuntando porcentajes y comparando escrutinios. Iba a comenzar el dossier que debía presentar siete horas más tarde cuando vibró el teléfono. Respondió. Recibió las nuevas órdenes, apenas asintiendo, sin anotar los datos y las conclusiones que debía incluir en el informe, mientras se contemplaba en el espejo del armario empotrado. Aquella sonrisa aún le aterra.

Publicado el martes, 11 de marzo de 2008, a las 2 horas y 58 minutos

9 M. Anoche nadie callaba en el bar pero, durante un anuncio de coches, se hizo el silencio. Entonces el tonto del pueblo abrió la boca: «¿Y qué pasará cuando todos pierdan?», preguntó.

Publicado el lunes, 10 de marzo de 2008, a las 11 horas y 05 minutos

A MANO. Hablamos de nuestras cosas, a menudo, cuando vamos o volvemos del cole. De que queremos cambiar los gormiti repetidos, de a qué jugará en casa de los abuelos, de las sopas de ajo o las albóndigas que quizá cocinemos más tarde… A veces andamos un buen trecho en silencio o canturreando algo (aún no silba). Ya no caminamos siempre de la mano, pero cuando nos acercamos a una carretera ocurre algo que no puedo olvidar: sin mirarle, sin que me mire, bajo el brazo, abro la palma y él se agarra a mí. Aunque soy yo quien se aferra a él.

Publicado el sábado, 8 de marzo de 2008, a las 18 horas y 59 minutos

LA NIÑA. Se levantó del sofá tambaleándose, más atrofiado que resacoso. Inmune a los mítines, los eslóganes y los sermones de la campaña, se sumió en un sopor profundo. Al séptimo día, cuando despertó, la niña todavía estaba allí.

Publicado el martes, 4 de marzo de 2008, a las 1 horas y 27 minutos

< 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 >
Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31
  
  

· Enlaces
· GO!
· J.
· Kirai
· Mañas
· Orsai





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres