www.bestiario.com/mantenido/d.php?id=10

CÓMO TENDER LA ROPA. Actúa con sigilo y precisión. Cuelga las camisas por los faldones, los pantalones por el dobladillo, los jerséis delicados, si es posible, en horizontal. La ropa interior de tu mujer, en el centro, para dificultar el trabajo a los fisgones. Si duermes en una cama dos por dos y usas fundas nórdicas de varios kilómetros cuadrados, ármate de paciencia. Pero, sobre todo, tiende la ropa como si estuvieras en la cárcel o en el metro de Nueva York: evitando que tus ojos se topen con otros ojos. O sea, sin mirar a las vecinas. Podrías complicarte la vida.

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el viernes, 14 de enero de 2005, a las 12 horas y 07 minutos


Envía un comentario

Título
Comentario:
Nombre: Correo: URL:
Introduce el código de la imagen:
 
[1] Peligros. Habría que preparar una lista de peligros cotidianos: la vecina de al lado, la de arriba, la de abajo, la panadera, la tía esa que te cruzas siempre a la misma hora en la misma calle, la chica esa que nunca has visto pero que, por teléfono, tiene una voz tan sugerente... Las tentaciones, de cualquier tipo, son infinitas
Comentado por Juvenal | 14/1/2005 12:53






Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30
  
  

· Enlaces
· GO!
· J.
· Kirai
· Mañas
· Orsai





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres