www.bestiario.com/mvcuc/d.php?id=549

ELECCIONES EN BRASIL: SIGA LOS RESULTADOS EN DIRECTO.. 16:00 horas: Falta poco más de una hora para que cierren los colegios electorales en buena parte del país. Cerca de 126 millones de votantes han sido convocados a las urnas. El voto es obligatorio, pero los emigrantes del nordeste y los paulistanos del interior hacen filas en los colegios electorales para justificar que no pueden votar por encontrarse lejos de sus circunscripciones. Hace seis horas abrieron los 380.945 colegios existentes y en una hora cierran. Sin incidencias reseñables. Además de presidente, se eligen gobernadores de los 27 estados, diputados y senadores. Nos centraremos en la lucha entre Lula y Alckmin. ¿Habrá segundo turno?

18:30 horas: La inmensidad de este país hace que existan tres fusos horarios y, aunque en São Paulo los colegios han cerrado hace una hora y media, en estados occidentales como Acre aún tienen treinta minutos para emitir su voto. Por ese motivo, todavía no se pueden hacer públicos los resultados de las encuestas hechas a pie de urna. La ventaja que le lleva en el escrutinio Serra, el candidato del PSDB al estado de São Paulo, al petista Mercadante es abrumadora. El partido del candidato de la oposición a la presidencia arrasa en el área más poblada y desarrollada de Brasil. Serra, que dejó la alcaldía de la capital financiera y económica del país para aspirar al cargo de gobernador, podría sustituir a Alckmin como candidato de las próximas elecciones, suponiendo que éste último pierda hoy. Si no comete ningún error grave, Serra será el aspirante al Planalto en 2010. Entonces, ya no estará Lula y el PT, desgastado, se las verá difícil para encontrar un apóstol que sustituya al mesías.

19:00 horas: Mientras se esperan los primeros pronósticos, uno piensa en algunas anécdotas que me han llamado la atención durante estos días. Esta semana que termina, por ejemplo, el asesino confeso de su madre no pudo ser detenido porque hay una ley que impide privar a nadie de su libertad los días anteriores a unas elecciones. Mejor no imaginarse al PCC entonado.

19:01 horas: Lula podría no ganar hoy estas elecciones. Según el Ibope, el petista ha conseguido un 50 por ciento de los votos.

19:05 horas: Lula necesita la mitad de los votos más uno. La primera encuesta establece que le faltaría ese uno: se ha frenado en el 50 por ciento. Alckmin, al alza, superando las estimativas publicadas los últimos días: se encarama al 38 por ciento. La marxista Heloísa Helena tiene un 8 por ciento y el ex petista Cristovam Buarque, el 3 por ciento.

Heloísa Helena simboliza la izquierda real. Apartada del Partido dos Trabalhadores (PT) por no sintonizar con la política económica neoliberal de Lula, fundó el PSOL, socialismo y libertad. Si la mujer del puño en alto le araña más votos a Lula, éste tendría que esperar al último domingo de octubre para proclamarse vencedor en las urnas.

19:15 horas: Primeros resultados oficiales al 42,52 por ciento de los votos escrutados. Lula: 46,79 por ciento de los votos.

19:24 horas: ¿Conseguirá realmente Alckmin (y el resto de los candidatos con sus votos, por pocos que fuesen) forzar una segunda vuelta? Vistos los sorprendentes resultados, Lula se queda a más de tres puntos del ansiado 50 por ciento. Espectacularmente, Alckmin se ha calzado las botas de alpinista y, en este momento, cuenta con un 43,36 por ciento de los votos. Heloísa Helena baja al 6,61 por ciento. Cristovam Buarque, roza la anterior estimación con un 2,98 por ciento.

19:31 horas: Si bebes, no conduzcas, pero tampoco votes. Ley seca en Brasil durante la jornada electoral. Prohibido vender alcohol, en supermercado o a pie de barra. Era otra de las anécdotas que quería contar mientras esperaba resultados. Ojo, porque en un hipotético segundo turno, algunos de los votos de Heloísa Helena y Cristovam Buarque podrían ir para Alckmin y, con ello, dar la campanada. El problema de Lula es que el rechazo que genera es alto y eso podría provocar que los votantes de izquierdas descontentos del petismo (que votarían Heloísa o Cristovam) votasen al candidato del PSDB. Si el resultado final fuese éste, la perplejidad de candidatos, analistas y sociólogos sería mayúscula.

19:35 horas: Los resultados al 46,05 por ciento no suponen una gran variación. Lula crece unas décimas, pero no llega al 47 por ciento de los votos. Necesita tres puntos y pico más.

20:00 horas: Lula consigue limar diferencias con avances liliputienses. Cuando el escrutinio alcance el 70 por ciento de los votos, podremos hablar en serio, pero todo apunta a que habrá que hacer el recuento, valga la redundancia, voto a voto. Lula podría ganar por la mínima o posponer su cacareado triunfo hasta el último domingo de octubre.

20:08 horas: No he escrito nunca la palabra papeleta por culpa de la tercera anécdota que quería comentar: las votaciones son electrónicas. O automáticas. O como se diga. Tecleas el número del candidato correspondiente, sale una foto del sujeto y confirmas el voto. Es un poco lioso: primero, el presidente; después, el gobernador; luego, numerito para el senador, el diputado, el diputado estatal... Menos mal que en este país el índice de analfabetismo no parece suponer una gran preocupación para los políticos. En la práctica, digo.

20:10 horas: Alckmin lidera el sur. Lula, el nordeste. Lógico.

20:12 horas: Lula suma y sigue. Al 65 por ciento de los votos, Lula alcanza el 48,7 por ciento de los votos. Alckmin, el 41,4 por ciento. Huele a segundo turno.

20:23 horas: Hay muchos Brasiles, pero están en éste. En Roraima se ha votado a mano (qué raro suena) y en Acre no ha comenzado el recuento (y no sólo debido a que allí son dos horas menos). Pronto sabremos quién podría ser el presidente. A medianoche, cuando lleguen lentamente los votos de algunos estados del norte y nordeste, se alcanzará el escrutinio del 90 por ciento de los votos. Hasta el martes, no se sabrá a quién ha ido a para el cien por cien de los votos.

20:25 horas: Si terminase ahora el recuento, podríamos decir, aunque no lo confirmamos, que Alckmin ha sido el vencedor de la jornada, pues todos esperaban la victoria de Lula. El único que confiaba en Alckmin era él mismo. Se ha salido con la suya. Al 68 por ciento de los votos escrutados, Lula y Alckmin obtienen un 48,97 y un 41,26 por ciento de los votos, respectivamente. A partir de ahora, los resultados llegarán lentamente desde los lejanos estados de Rondonia, Roraima o Acre.

20:30 horas: Lula podrá darse con una piedra en el pecho si consigue alcanzar la mitad de los votos más uno. Está subiendo muy lentamente, por lo que si hoy no le da un infarto, puede estar tranquilo de por vida. Suyo es ya el 49,3 por ciento de votos de los brasileños. Alckmin empezó muy fuerte pero Lula le está adelantando por la izquierda. El tucano (o sea, del PSDB) tendrá que recurrir por segunda vez al photoshop para modelar una nueva sonrisa. Y no para plasmarla en otro cartel diseñado para la segunda vuelta. Tan siquiera podrá decirle un día a sus nietos que al abuelo le falto un pelo para ser presidente del país.

20:55 horas: De infarto. A Lula le falta el 0,62 por ciento para ser reelegido como presidente de Brasil.

20:57 horas: Escrutado el 76,10 por ciento de los votos, Lula obtiene el 49,39 por ciento de los votos. Le sigue Alckmin, con un meritorio 40,88 por ciento.

21:01 horas: Los detractores de Lula pueden aferrarse a un dato que seguramente pasará bastante desapercibido. El Tribunal Superior Electoral considera que, con un 70 por ciento de los votos, los resultados son casi reales. Bien. Lo que ocurre es que en el estado más poblado del país, São Paulo, el escrutinio va a paso de tortuga. Todavía no ha alcanzado el 40 por ciento. Hay que recordar que Alckmin fue, hasta proclamarse candidato del PSDB a las elecciones, gobernador del estado más próspero del país. Aquí, el voto es suyo. Y faltan muchos por contar.

21:02 horas: Lula: 49,58 por ciento de los votos. Uf.

21:08 horas: El paternalista líder del PT no le está robando los votos a los ex petitas Heloísa Helena (6,64 por ciento) y Cristovam Buarque (2,82 por ciento). Los rasguños lucen en la jeta de Alckmin, arañado por la roja garra del barbudo.

21:09 horas: Encontrados los primeros cuerpos del siniestro aéreo en el Amazonas.

21:10 horas: Alckmin obtiene el 40,69 por ciento de los votos con el 76,56 de los votos escrutados. Lula se mantiene en el 49,58 por ciento de los votos.

21:13 horas: Sonrío: un analista político dice en la Globo que del resultado en Sao Paulo podría depender el resultado de las elecciones. Cita el caso de Fernando Collor.

21:19 horas: En cambio, si no tenemos en cuenta el estado de São Paulo, bastión del Alckmin, uno estima que todo está perdido para el tucano. Lula sube un 0,1 por ciento y consigue el 49,6 por ciento. Al líder del PSDB le sucede lo contrario: baja hasta el 40,59 por ciento.

21:23 horas: A Lula le gusta utilizar símiles futbolísticos para hablarle al pueblo. Perfecto. No tanto que un profesor universitario haga lo mismo para exponer sus opiniones: en caso de llegar a un segundo turno, dice, podría ganar el que jugó bien los últimos quince minutos. Como sucede en la prórroga de un partido de fútbol. Verde y rectangular: claro.

21:30 horas: Ojo: Lula baja el 0,4 por ciento con el 82 por ciento escrutado.

21:33 horas: El actual presidente de Brasil mete así el freno de mano a medio punto de su objetivo. Un 49,56 por ciento de votos obtenidos que le hará sufrir. A él y a 180 millones de brasileños.

21:43 horas: Elecciones después de una crisis institucional. Varios casos de corrupción graves o gravísimos hacen perder la confianza del elector en el político. Si lo publicado en los periódicos en los últimos días no moviliza al electorado, ¿qué hará falta? Mejor no buscar ejemplos al otro lado del charco. En todo caso, habrá que ver los resultados finales para ver si los votantes realmente cambiaron su intención de voto después del escándalo del dossier, uno entre tantos (no tengo tiempo para enlazar, pero buscando en google Lula dossier o Brasil dossier estoy seguro que no habrá ningún problema).

21:48 horas: Con el 85 por ciento de los votos escrutados, Lula baja un pelín y se enfrenta a un segundo turno. El actual presidente se queda en el 49,32 por ciento de los votos. Alckmin sube lo que pierde Lula: 40,86 por ciento de los votos para el tucano.

22: 15 horas: Una lucha voto a voto. Lula sigue a la baja y Alckmin, al alza: 49,28 y 40,95 de los votos, respectivamente. Lo escrito antes: São Paulo forzará el segundo turno.

22:27 horas: El brasileño tiene ganas de conocer mundo. O de buscarse la vida. Visado de turista, rumbo Londres o Nueva York. Semanas después: brasileño, ilegal. En otros casos, contratos de trabajo temporales. De ida y vuelta. Frecuentemente en temporada alta. En los parques de atracciones, se habla portugués. Mayormente, detrás de los mostradores. En Estados Unidos, los brasileños le han dado su confianza a Alckmin, que recogió 2.556 papeletas. Lula, casi mil menos: 1.676 votos. El tucano venció en las 35 urnas electrónicas del colegio electoral de Nueva York, que abarca los estados de Connecticut, Delaware, Nueva Jersey, Pennsylvania y Nueva York.

22:32 horas: Cifra simbólica: ya se ha escrutado el 90 por ciento de los votos. Para Lula, el 49,34 por ciento. Para Alckmin, el 40,79 por ciento. Pase lo que pase, el abultado resultado del socialdemócrata merece una reflexión de cara al hipotético segundo turno: ¿será capaz de asimilar los votos de los descontentos de la izquierda, que han votado a Heloísa Helena y Cristovam Buarque, o precisamente serán ellos los que desanden sus pasos para acudir al rescate de su antaño líder?

23:15 horas: El PT se lleva el deprimido estado de Bahía, mientras que el PSDB amarra los de São Paulo y Minas Gerais. Río de Janeiro y Río Grande do Sul irán a un segundo turno.

23:21 horas: Desde hace media hora, el escrutinio no se mueve. Lula sigue anclado en el 49,12 por ciento y Alckmin se atrinchera en el 41,07 por ciento. Una cifra que no deja de sorprender si tenemos en cuenta que no hace mucho las encuestas pronosticaban una diferencia entre ambos de veinte puntos.

23:25 horas: Aunque algún votante suelto pueda depositar su voto en la otra orilla, Alckmin sabe que la marxista Heloísa Helena no lo apoyará en la segunda ronda. Expulsada del PT por posicionarse en contra de la política económica neoliberal de su anterior partido, los votos recabados bajo las siglas de su nueva aventura política se debieron a su feroz oposición a Lula y al mensaje de que ella representa la izquierda real. No tendría sentido, dada su actitud frontal, prestarle sus papeletas a Alckmin, encarnación del neoliberalismo clásico a pesar de que su partido, el PSDB, lleve grabado a fuego aquello de socialdemócrata.

23:28 horas: Atención, Lula baja.

23:33 horas: Batacazo. Lula le dice adiós a la barrera psicológica del 49 por ciento de los votos, a un punto de la mayoría y del sillón presidencial. El líder del PT pierde apoyos y baja hasta el 48,91 por ciento de las papeletas. Alckmin mira hacia arriba: 41,30 por ciento de los votos. También tiene los ojos puestos en el estado de São Paulo, donde falta por comprobar para quién será el 9 por ciento de los votos que falta por escrutar.

23:38 horas: Comienzan las estrategias en pos de las alianzas. El PSDB podría montar un frente por la ética (en cursiva, en cursiva). Ingenuo sería si Alckmin contase con el apoyo manifiesto de Heloísa Helena, pero sí que podría esperar algo del ex ministro Cristovam Buarque. Otra cosa es que el también ex gobernador del distrito federal de Brasilia se los pase. Lula se desprendió de él en una de las remodelaciones de su gabinete, mediada la legislatura, y dejó a medias su proyecto al frente de Educación. Se buscó un nuevo partido, el menor PDT (Partido Democrático Trabalhista), e hizo del estudio y la formación su eslogan. Sigue representando postulados progresistas, pero la promesa de un sillón y una cartera podrían acercarle a los tucanos. Gane quien gane el 29 de octubre, fecha prevista para el segundo turno, tendrá una ardua labor por delante. Dar para recibir. Formar gobierno. Sacar adelante las leyes. No caer en la tentación. Amén.

23:48 horas: Hagamos recuento escrutado el 98,06 por ciento de los votos, puesto que las papeletas de algunas zonas aisladas del país llegarán a cuentagotas, quizás incluso hasta el martes. Veamos:

- Lula (PT): 48,79 %

- Alckmin (PSDB): 41,43 %

- Heloísa Helena (PSOL): 6,85 %

- Cristovam Buarque (PDT): 2,64 %

- Otros: 0,26 %

23:57 horas: Serra se dirige a los suyos y a la prensa. No se escucha nada. Cortan la transmisión. El ex alcalde de São Paulo por el PSDB traicionó a sus votantes y, al contrario de lo que había prometido, dejó la alcaldía para presentarse al gobierno del estado de São Paulo. Ha ganado con una amplia ventaja.

00.02 horas: Serra, con jersey de pico, ofrece sus primeras declaraciones: El pueblo de São Paulo dice sí a la campaña limpia, a nuestra biografía y a nuestras propuestas.

- Ahí, profesor -se escucha entre el público.

El flamante gobernador del PSDB dice que apuesta por un gobierno popular y social, volcado con los que más lo necesitan. Con los más vulnerables y necesitados. Aboga también por el desarrollo de la producción industrial y el empleo. Por la justicia social. Vamos a formar un gobierno popular que respete la responsabilidad fiscal, que comienza por combatir el déficit pero que significa también gastar bien el dinero. Serra asegura que hace falta mucha responsabilidad para gobernar São Paulo y añade que necesitaremos mucha prudencia, apoyo, corrección y un equipo de primera línea.

- Valeu, profesor.

El que grita es el mismo.

00:06 horas: Ya es oficial. El presidente del Tribunal Superior Electoral, Marco Aurélio de Melo, acaba de hacer público que va a haber segundo turno.

00:06 horas: Primeras bombas de palenque.

00:17 horas: Me gustaría ver la cara de Serra en privado. El ex alcalde de São Paulo y, desde hoy, virtual gobernador fue el anterior candidato a las elecciones presidenciales. Se las arrebató Lula. Tres años y medio después, y a pesar del desgaste del PT y de los casos de corrupción, Lula se perfilaba como el vencedor en las futuras elecciones de octubre. O sea, éstas. Las encuestas de entonces pronosticaban un respaldo notable a Serra en caso de que fuese el candidato del PSDB. Alckmin, desconocido en buena parte del país, era la otra opción.

Explicar que Serra era más popular debido a su paso por los ministerios de Planificación y Salud con Fernando Henrique Cardoso. Decir que Alckmin tenía porte aristocrático, perfecta dicción y apellido de difícil pronunciación para un Brasil (hay muchos) analfabeto y sin formación.

Sin embargo, a pesar del perfil más campechano de Serra y de las preferencias por él que reflejaban las encuestas, Alckmin resultó finalmente elegido por el tucanato. Los líderes del PSDB mandaban a Geraldo al matadero. Ése fue el nombre que lució en los carteles electorales, lo que tiene su coña. Las encuestas durante estos meses reflejaban una diferencia entre Lula y él del 20 por ciento. Serra pensaba ya en el 2010. Tres años y medio como gobernador de São Paulo. Seis meses antes, me retiro y me presento como futurible presidente. Ha hecho lo mismo ahora, dejando la alcaldía.

Todo ha funcionado a la perfección, pero no contaba con el efecto Geraldo, que ha logrado forzar el segundo turno. ¿Y sí gana Alckmin el 29 de octubre? Serra no podrá tirarse de los pelos sólo por una razón: su calvicie.

00:22 horas: Con el 99,20 por ciento de los votos escrutados, Lula sigue bajando (48,65 por ciento de los votos) y Alckmin, subiendo (41,58 por ciento).

00:23 horas: Voy al segundo turno con opciones. Vamos a sudar la camisa. Alckmin se dirige a los brasileños.

00:37 horas: Los micrófonos se arremolinan frente al rostro del candidato del PSDB. Sosegado. Tranquilo. Alckmin haría un buen rey, pero el hecho de que la sangre no le fluya lo suficientemente rápido por las venas hacía pensar que difícilmente podría funcionar como contrincante de Lula. Analistas, periodistas y sociólogos se han equivocado. Matías Bruñulf, también. Llega con fuerzas a la segunda vuelta y goza del beneficio del factor sorpresa, el que le ha permitido prolongar la agonía durante un mes mas. Habla Alckmin: Nuestra campaña va a tratar de las cosas que interesan a Brasil. Puede ir mejor y tener un gobierno ético y eficiente para que Brasil crezca. Ése es nuestro desafío, dice el tucano, para quien Brasil debe ser el primer país de América Latina y no el último. Por cierto, ¿la agonía de Alckmin o la de Lula?

00:45 horas: Alckmin ha vencido en once estados de veintisiete. Lula...

1:03 horas: Eduardo Suplicy renueva como senador por ocho años. Al comienzo del recuento, parecía que no iba a ser así, pero afortunadamente fue un espejismo. Suplicy, político honesto, es la conciencia del PT y su elección es acogida positivamente por petistas y no petistas, algunos de los cuales habrán votado al PSDB en todas las elecciones menos en la de senador.

1:07 horas: Alckmin termina el recuento al alza, al contrario que Lula. Al 99,89 por ciento:

- Lula (PT): 48,60 %

- Alckmin (PSDB): 41,63 %

- Heloísa Helena (PSOL): 6,85 %

- Cristovam Buarque (PDT): 2,65 %

- Otros: 0,27 %

1:13 horas: También ha sido elegido como senador Fernando Collor, nada que ver con un señor como Suplicy. ¿Recuerdan al chaval?

1:39 horas: Los votos en el estado de São Paulo han sido determinantes para que Alckmin forzase el segundo turno: 54,67 por ciento de los votos para él y 36,36 por ciento para Lula. Además de la hegemonía del PSDB en la capital económica y financiera del país, se ha manifestado en el sur y, así, ha vencido en Paraná, Santa Catarina y Río Grande do Sul. El centro-oeste también fue suyo: Brasilia, Goiás, Mato Grosso y Mato Grosso do Sul. El tirón del reelegido gobernador Aécio Neves ha impulsado la victoria en Minas Gerais. Tres estados del norte también fueron para el tucano.

1:40 horas: ¿Dónde está Lula?

1:43 horas: Suplicy cumplirá 24 años en el Senado. En la cámara, un peculiar compañero de escaño: Fernando Collor, que le ha robado el escaño por el estado de Alagoas a Heloísa Helena. La marxista tiene que dejar la plaza al ex presidente antes de final de año y su infructuosa lucha contra las aspas del molino la llevará al paro.

1:44 horas: Ya ha sido escrutado el 99,95 por ciento de los votos:

- Lula (PT): 48,61 %

- Alckmin (PSDB): 41,64 %

- Heloísa Helena (PSOL): 6,85 %

- Cristovam Buarque (PDT): 2,65 %

- Otros: 0,25 %


2:10 horas: Poco más se va a saber esta madrugada. Lula no ha dado señales de vida. El resultado no publicado de mi encuesta informal a los taxistas paulistanos se ha cumplido: Alckmin recibe una sorprendente masa de votos que podrían proporcionarle el pasaporte hacia el cielo. Ahora mismo, el socialdemócrata tiene que estar en una nube. Si gana en la segunda vuelta, lo tendrá más fácil para gobernar que Lula. Pero antes habrá que establecer alianzas porque todavía queda un duro mes por delante. El 29 de octubre se celebrará el inesperado segundo turno y, entonces, podría saltar la sorpresa.

3:06 horas: Los votos del mundo perdido han llegado antes de lo previsto. Al 99,99 por ciento de los votos escrutados:

- Lula (PT): 48,61 %

- Alckmin (PSDB): 41,64 %

- Heloísa Helena (PSOL): 6,85 %

- Cristovam Buarque (PDT): 2,64 %

- Otros: 0,26 %

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el domingo, 1 de octubre de 2006, a las 20 horas y 51 minutos


[1] Te sigo. Te sigo con interés
Comentado por rabudo | 02/10/2006 01:41 | www.rabudo.com
[2] Pues qué ilusión. Creo que, a tal hora, usted es el único lector (se lo escribo con una sonrisa en la boca). Gracias y un abrazo.
Comentado por Matías Bruñulf | 02/10/2006 01:50
[3] Triste. ... desempregado tb!
Comentado por Yoshi | 02/10/2006 06:28
[4] Tranquilo, meu. Fique sussa.
Comentado por Matías Bruñulf | 02/10/2006 07:08
[5] ... Vaya, nunca pensé que leería con tanto interés sobre esta noticia. Gracias por contarlo ;)
Comentado por bandida | 02/10/2006 10:30
[6] Un placer informarla, Bandida.
Comentado por Matías Bruñulf | 02/10/2006 13:36
[7] Attn. Sr. Bruñulf. Cielo Santo, voy a necesitar meterme más caña para seguir su ritmo, Sr. Bruñulf. Tengo mi ritmo, sí, pero al comenzar a leer su crónica, y darme cuenta de la increíble magnitud que estaba alcanzado, tuve que aparcar la lectura para otro momento y así poder dedicarme a mis menesteres.

Por lo que tuve que dejarlo para otro momento porque no tenía sentido leer un trozo y dejar de leer para continuar con mis menesteres y luego regresar, o sí tenía sentido, pero aunque lo lea ahora y ya no sea en directo, y ya aunque lo lea haya perdido parte de su encanto, al menos sé que está ahí para disfrutar de la lectura cuando quiera, en fin una locurilla.
Comentado por Brigado Perón | 02/10/2006 16:27 | http://brigadoperon.blogspot.com
[8] Brigado, seguimos en directo.
Comentado por Matías Bruñulf | 02/10/2006 17:25
[9] Más caña de azucar Brigado...
Comentado por Jules Uijttewaal | 02/10/2006 17:51 | http://poresoescribosinacentos.blogia.com






Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres