www.bestiario.com/mvcuc/d.php?id=42

CONTRA MAO Y MAREA. La vida en Chinaflat, no es especialmente dura, pero a veces se antoja lacrimógena. Estoy en mi habitación azulada y, de repente, me empiezan a llorar los ojos. ¿Qué hoces pasa?

Sí, son La Canija y El Largo, que contraatacan desde la cocina, único lugar común en estos sesenta metros cuadrados. La feliz pareja se las trae: las especias, en concreto, de la China.

Ellos no llevan máscara porque, los muy desequilibrados (canija y largo, claro), están acostumbrados, pero yo no puedo hacer otra cosa que toser y toser, llorar y llorar, acordarme y echar de menos a la cebolla, una santa en comparación con lo que se cuecen estos.

Quiero pensar que utilizan guindilla, pero me parecería cruel acusarla sólo a ella de que el apartamento se convierta en una cámara de gas. En fin, abro la ventana, salgo al pasillo y toso, a ver si se enteran, pero como toso en gallego y, a veces, también en español, estos no me entienden. Saben Lepe... Uhm, ¿cuál será el Lepe chino?

Queda anotado.

Adjuntaré dicha observación en Mi investigación más preciada. A saber:

La Canija y El Largo van, a todas horas, juntos al water, porque aquí bañera y taza están segregadas.

"¡Cómo se quieren!", pensarán algunos. "¡Les pone!", pensarán otros. "Me temo que La Canija tiene miedo", dirá el más cauto. Joder, a juzgar por el número de pasitos que da antes antes de llegar, rauda y veloz, al excusado, no me extraña. O eso, o que la chiquilla le tiene mucho apego a la porcelana. Pero no, porque la performance se repite todos días, y quiero pensar, porque tengo mis sospechas, la verdad, que en el water (apenas un metro y medio cuadrado) hay dragón encerrado...

Rebusco en mis viejas anotaciones para Mi investigación más preciada:

“Pronto retomaré lo de los chinos (material confidencial), pero mientras debo investigar (¿espiar a un espía tiene algún año de perdón?) qué carallo pintan los dos estudiantes (chico y chica) de la London School of Economics encerrados siempre juntos en el WC.

¿Es su laboratorio de fotografía clandestino?, ¿preparan armas químicas los muy hijos de puta?, ¿se cambian las caretas para desdoblarse en sus funciones?, ¿sufren o sienten placer compartiendo rumores y secreciones?

Si se diese el segundo caso, ¿a quién le gusta mirar?, ¿a él o a ella?, ¿sólo miran?, ¿les gustaba ya antes o le cogieron gusto tras la convivencia forzada por la agencia de inteligencia (aunque estos me parecen cada día más tontos) china?

Pero ¿les mandan de verdad sus jefes ir siempre juntos al baño, sea la hora que sea, o es que ellos son así?”

Como diría Millás, qué raro es todo.

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el viernes, 28 de enero de 2005, a las 15 horas y 17 minutos


[1] Atnn Sr. Bruñulf. Yo más bien diría: qué todo es raro.
Comentado por Brigado | 28/1/2005 15:54
[2] .obagirB .rS nntA. orar se odot èup: aìrib neid sàm oY.
Comentado por Matías Bruñulf | 28/1/2005 16:02
[3] Atnn. Sr. Bruñulf. El espejo de mi cuarto de baño tiene una peculiaridad, y es que, al meter la mano dentro, me encuentro con una despensa donde me están esperando las más sabrosas peras. No creo que le extrañe, habiéndoselo explicado, por qué me parece qué todo es raro.
Comentado por Brigado | 28/1/2005 16:19
[4] Mistery couple. No hago otra cosa que pensar qué coño harán estos en el baño. El otro día se lo pregunté a Chinalady, mi casera, pero me salió, entonando una risilla, por las de Villabeijing.

Prometo no irme de aquí sin descubrirlo.

Aviso.
Comentado por Matías Bruñulf | 28/1/2005 17:04
[5] Atnn. Sr. Bruñulf. No se perturbe usted innecesariamente, ya sabe, lo más seguro es que anden liadillos con la despensa tras el espejo.
Comentado por Brigado | 28/1/2005 17:06
[6] HU is NOT raro. No sé de qué color son las paredes de mi habitación porque mi destino me lleva de una cuidad a otra. veo que usted ya entró en la intimidad de chinaflat con más precisión epidérmica.
Yo siguo con mi tribu del interior del oriente, con los del Levante, con los que nunca han visto la puesta del sol sobre el océano. Con Soo Wong estamos en meeting compartiendo dudas existenciales. ¿El hombre o mujer y su entorno?¿Por qué a veces queremos dormir solos y otras veces acompañados? ¿Compartir cuarto de baño es por necesidad de mejorar la salida de la materia derritada o es por morbo y placer narcisico?
¿Será porque marea? el agua nos mueve, como mar adentro, son liquidos que quieren espanderce sobre otro cuerpo, y por eso vamos juntos a los excusados, nos excusamos del resto que de repente nos importa una mierda lo que cagan, porque nuestra propia mierda nos procura mejores delicias.
En este Carnet de voyage, tengo un nuevo calendario del 2005, y dentro de 30 noches subiré por los acantilados del oceano donde las casas visten un abrigo de pizarra para formar un camaïeu de grises típicos de los climas templados.
Pienso en Chinaflat y sus escusados, en las paredes frias de un invierno británicomounchino. ¿Podríamos compartir un viento, una rafaga, una tormenta celta, un arroz chino, un sake or a nice cup of tea de mil flores o canela, una paella o prefieres horchata y si no hay pues a guinness o mi propia agua?
Sobre mis ruedas tengo un viejo mapa de 1976 pero no sé si con eso podría yo hacer como don quijote, viajar por tierras en busca de ...¿Podría perderme? tal vez cuando usted ya no mire por la cerradura, vea su campo óptico más amplio y tal vez entremos los dos por un rato para nuestra propia satisfación.
¿vendrá usted por la costa del Levante o en la punta de continente de donde soy, o iré yo al epícentro de la urbe?
Comentado por hunot | 28/1/2005 17:18
[7] Hunot siempre dice sit. Me llega su brisa, como de costumbre, tan densa. Su brisa, por cierto, es como el orballo, esa lluvia menuda, que siempre moja, que siempre vuelve. Como usted.

¿Tantas ganas tiene de venirse a Chinaflat?

Véngase. Mis chinos son suyos.
Comentado por Matías Bruñulf | 28/1/2005 17:26
[8] tiempo y espacio. ahora suena la campana que pone fin a mi escritura, volveré al lado del respandor del fuego que iluminará mi calendario y y el atlas de geográfica y redes de comunicación para estudiar la posibilidad de desviarme de atajo de cruza este inmenso pais.
De momento no sé si me puedo permitir ese breve momento pero sí que podría pensar en un complot bien achinado. Sin promesa, acepto la idea de investigar sobre sus excusados
Comentado por hunot | 28/1/2005 17:39
[9] Los animales de los espejos. En algún tomo de las Cartas edificantes y curiosas que aparecieron en París, durane la primera mitad del siglo XVIII, el P. Zallinger, de la Compañía de Jesús, proyectó un examen de las ilusiones y errores del vulgo de Cantón; en un censo preliminar anotó que el Pez era un ser fugitivo y resplandecientte que nadie había tocado, pero que muchos pretendían haber visto en el fondo de los espejos.  El P. Zallinger murió en 1736 y el trabajo iniciado por su pluma quedó inconcluso: ciento cincuenta años después Herbert Allen Giles tomó la tarea interrumpida.  Según Giles, la creencia del Pez es parte de un mito más amplio, que se refiere a la época legendaria del Emperador Amarillo.

En aquel tiempo, el mundo de los espejos y el mundo de los hombres no estaban, como ahora, incomunicados.  Eran, además, muy diversos: no coincidían ni los seres ni los colores ni las formas. Ambos reinos, el especular y el humano, vivían en paz, se entraba y salía por los espejos.  Una noche, la gente del espejo invadió la tierra.  Su fuerza era grande, pero al cabo de sangrientas batallas las artes mágias del Emerador Amarillo prevalecieron.  Éste rechazó a los invasores, los encarceló en los espejos y les impuso la tarea de repetir, como en una especie de sueño, todos los actos de los hombres.  Los privó de su fuerza y de su figura y los redujo a meros reflejos serviles.  Un día, sin embargo, scudirán ese letargo mágico.

El primero que despertarán será el Pez.  En el fondo del espejo percibiremos una línea muy tenue y el color de esa línea será un color no parecido a ningún otro.  Después, irán despertando las otras formas.  Gradualmente diferirán de nosotros, gradualmente no nos imitarán.  Romperán las barreras de vidrio o de metal y esta vez no serán vencidas.  Junto a las criaturas de los espejos combatirán las criaturas del agua.

En el Yunnan no se habla del Pez, sino del Tigre del Espejo.  Otros entienden que antes de la invasión oiremos desde el fondo de los espejos el rumor de las armas.

Jorge Luis Borges. El libro de los seres imaginarios. 1968
Comentado por bestiario | 28/1/2005 20:00
[10] hunot.... Con tiempo y sin espacios.....
Comentado por tiempoyespacio | 28/1/2005 20:06
[11] Uno por uno igual a dos. Siento desubicarle, Brigado. El water se compone de:

- Un metro por un metro cuadrado.

- Una taza: con tapa.

- Una ventana: que apenas se abre.

- Un alfeizar: interior, sobre el que reposan:

- Tres botes de ambientador: dos vacíos: el de melocotón, lleno.

- Una moqueta: sobre ella:

- Un bote de lejía.

- Un aparejo de madera que sujeta:

- Un kilométrico rollo de papel higiénico, probablemente fruto del hurto en la tienda de sándwiches veloces donde trabaja Chinalady: ella estira la mano y Mao nos provee.

- Un pestillo.

- Y, haciéndose un hueco biplaza, dos chinos.

No hay despensa, no hay espejo, no hay pista: otra investigación es posible.

Hay motivo.
Comentado por Matías Bruñulf | 30/1/2005 20:33
[12] Más Platón y menos Psilocybin. ¿De dónde han sacado tanto espejo? ¿Acaso cierran el viejo burdel teñido de rojo reflejo?

Son dos y no hay espejo. Si no, serían cuatro.
Comentado por Matías Bruñulf | 30/1/2005 20:40
[13] De espacio(s). Hunot, la investigación, que sea del tiempo y con dos cubitos.
Comentado por Matías Bruñulf | 30/1/2005 20:41
[14] Cialis Libera Vendita Finasteride Us <a href=http://ciali5mg.com>buy generic cialis online</a> Cialis Se Vende Con Receta Ciprofloxin Zithromax Is It Penicillin
Comentado por http://brandciali.com | 12/6/2018 21:59 | http://buyciali.com






Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres