www.bestiario.com/mvcuc/d.php?id=24

ECOLUTO EN CAMDEN TOWN. Lin no se ha subido esta mañana al jardín aéreo de Camden Town. Allí arriba, el cielo vestía un traje gris marengo y algunas florecillas hincaban sus rodillas en las macetas...

Lin, vuelve, sin ti no somos quienes de hacer la fotosíntesis.

Quizás mi ecobarbie favorita no se ha dignado a salir de su casita porque hoy, para ella, es un día triste: Zhao Ziyang, el ex dirigente, valga la redundancia, comunista acusado de no ser lo suficientemente duro durante la matanza de Tiananmen, ha muerto.

Delfín de Deng Xiaoping, fue visto en público por última vez hace 16 años en la famosa plaza roja, antes de ser destituido tras la represión, adonde se acercó la víspera de la declaración de la ley marcial para pedir perdón y decirles a los estudiantes que todavía no habían palmado:

"He venido demasiado tarde".

Tampoco es que se haya ido demasiado pronto: 85 años.

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el lunes, 17 de enero de 2005, a las 12 horas y 16 minutos


Envía un comentario

Título
Comentario:
Nombre: Correo: URL:
Introduce el código de la imagen:
 
[1] Lutos y más lutos. Hay vidas públicas desde que nacen. Sea el caso de Froilán. Y muertes públicas...Zhao Ziyang e.g.
La gente que celebró mi nacimiento no será la misma que llore mi muerte. Será el resultado de una larga vida. ¿con quién no comeré las uvas de 2013?
Comentado por Carlo Zola | 17/1/2005 13:31
[2] Atnn Sr. Bruñulf. Mi muy distinguidísimo Sr. Bruñulf,

Buenos días, dijo el que siempre busca la carta donde están escritos lo algoritmos imprevisibles del goce,
Y cuando todos creímos que todo había acabado, que nunca más volveríamos a ver la tierra seca cubrirnos las pestañas,
Surgió la naturaleza humana con su vida propia del esquizoide, del algoritmo complejo, del saco de patatas rancia que compramos sin darnos cuenta en la tienda de la esquina,
Sí, esa tienda que pernocta de día en una esquina, sin más ambición que la de ser meada por el rocía de la noche,
Pero eso no es importante si tenemos en cuenta que siempre estaremos acompañados por la tierra seca, la tierra seca nos acompaña siempre, de noche, de día, por las tardes, por las mañanas, cuando orinamos, cuando dormimos, cuando disfrutamos, cuando soñamos, cuando silbamos, cuando amamos, cuando lloramos, cuando reímos, cuando danzamos, cuando andamos, en realidad, está siempre presente y no hay manera de desvincularse porque forma parte de nosotros, de nuestra naturaleza esquizoide, y quizá podamos hacer algo por evitarlo, quizá el lector se pregunte por ello: si hay alguna manera de librarse de la tierra seca, pero yo creo que no, que está siempre presente, la tierra seca nos cubre hasta las pestañas y puede no dejarnos respirar en muchas ocasiones, hasta cuando estemos en mitad de la montaña haciendo el amor y mirando un majestuoso paisaje a nuestros pies, la tierra seca no es otra cosa que aquel momento en el que TODO se derrumba, TODO pierde importancia, precisamente por la GRAN importancia que tiene para nosotros, la tierra seca es un eructo que no acaba de salir y se nos queda en la garganta borboteando, aniquilándonos, la tierra seca es una monumental tristeza que nos invade y no nos permite evolucionar hacia campos de libertad donde podamos gritar que somos libres, a la tierra seca conviene conocerla, enfrentarnos a ella, todos tenemos una tierra seca diferente, la podemos compartir, creer que la compartimos, pero en realidad todos tenemos una tierra seca diferente, y no podemos hacer más que creer que los demás tienen o están pasando por la misma tierra seca, la tierra seca comienza a invadirnos por las pantorrillas y se extiende, se extiende sin parar, siempre, la tierra seca nos va cubriendo cada día que vivimos y debemos saberlo llevar, saber que debe crecer que está en su derecho y que no hace otra cosa que querer unirse en armonía con la tierra que nos verá pudrirnos en la tumba, la tierra seca está siempre en evolución, crece desde las pantorrillas para arriba y surge, además, si no la escuchamos, por cada uno de los poros de nuestra piel, si no la escuchamos es muy posible que nos veamos, de repente, sin más, engullidos por ella, entonces la vida perderá interés para nosotros, y la tierra seca disfrutará de nuestro cadáver marchitado por el ansia, por las ganas, por el combate, por la fruslería de una noche tonta, de una noche que no debió haber existido porque nos llevó al reconocimiento y a la rendición frente a la tierra seca, con la tierra seca uno debe saber bailar, mi tierra seca es muy pronunciada porque aparece por las mañanas en mi aliento, noto los granitos de arena en mi saliva, y no me asusto, no, la doy los buenos días, me levanto y doy gracias al bien que dentro de mi anida, en realidad uno debe aprender a amar a su tierra seca, la tierra seca en el anuncio de nuestra muerte en el transcurrir temporal,
La tierra seca es la vida que nos transforma, pero de buen grado está el aceptarlo sin más, la tierra seca me pone cachondo, podrías pensar, lector, que soy morboso, pero nada más lejos de mi intención, a el lado oscuro hay que tenerlo SIEMPRE presente, así, cuando se presente de improviso exigiendo la recaudación, tendremos la certeza de que ya la conocemos, de que existe cierta relación entre ambos, por ello ¡alabada sea la tierra seca, pero alabada sea, por encima de todo, la vida, mi vida, vuestra vida, la vida de Bin Laden y la vida de mi madre!
Comentado por Brigado | 17/1/2005 14:39
[3] Gadir Diem. Estimado Zola,

espero que pueda degustar usted muchas tartas sin merengue pero con mucha crema, amarilla y pastelera.

No espere al 2013 y váyase a ver cuanto antes (yo estoy pendiente, pero prefiero acercarme con la China Saltarina) 2046.

Un peligroso abrazo.
Comentado por Matías Bruñulf | 17/1/2005 15:58
[4] Dry Beijini. Estimado y distinguido Brigado Perón:

Espero que mi comentario no le resulte frívolamente árido, pero aquí, sin Lin, todo es tierra seca.

Y, sin embargo, llueve.
Comentado por Matías Bruñulf | 17/1/2005 16:09
[5] dosmilcuarentayseis. Preciosa película, todo atmósfera, viaje íntimo a través de las mujeres del pasado, presente y futuro, imaginarias y reales, bellas hasta lo insoportable, del protagonista (me recuerda a un librito -amargo, turbador- de Yasunari Kawabata sobre el viejo que visita el prostíbulo de las mujeres narcotizadas: cada una de ellas le recuerda a las anteriores, a todas las mujeres que han pasado pro su vida). Me quedo con: el humo del cigarrillo de ella en la azotea (a contraluz); el boligrafo de ella sobre el papel escribiendo a toda prisa; el color de las paredes (verde a desconchones); la música (el piano); el secreto en un árbol (de nuevo). Me falta: Nat King Cole y el encuentro ralentizado, lluvioso, latas de tallarines en mano, de "In the mood..." (que sigue siendo imbatible)
Comentado por Cecilia H | 17/1/2005 16:54
[6] La fuente y el cántaro. Lo siento, Cecilia, pero no he podido evitar leer tu comentario con la mano delante de los ojos, a salto de consonante, intuyendo las palabras sin querer comprenderlas...

No me gusta oír, leer o ver nada relacionado con una película que me interesa y, por supuesto, 2046 la tengo a tiro, aunque todavía no la he ido a ver. Pensándolo bien, hoy sería un buen día, pero me temo que Chinaflat me espera con sus pasillos (bueno, su estrecho pasillito, en forma de ele) abiertos.

Me he fijado lo que echas en falta en 2046 respecto a In the Mood for Love, una de mis películas de apoyabrazos de los últimos años.

Antes de nada, su fotografía, de la que ya hablaré, pues fui no hace mucho a la Scout Gallery, en Hoxton Square, donde exponía el fotógrafo de la película, mostrando algunas fotos del rodaje.

Además de las imágenes (y sus colores y...), la banda sonora es increíble: podría escuchar el tema central una y otra vez sin cansarme (lo he hecho).

El vestuario es delicioso.

Ella, también. Él, lo mismo, pero no cabe duda de que ambos se equivocan. Craso error.

Es una de las más bellas historias de amor cobarde que he visto.

Le recomiendo otra historia de amor que discurre por caminos de hierro donde, en este caso, falla él: El tren de Zhou Yu.

Por cierto, ¿ha leído Seda? ¿Y Nieve?
Comentado por Matías Bruñulf | 17/1/2005 17:26
[7] Disculpas, caballero. Lei Seda, pero recuerdo poco, apenas una imagen de una calle y un olor asociado (curiosa, la memoria). Sé que la disfruté (mucho), pero quedó eclipsada (esa, y muchas otras)por las ciudades invisibles, de calvino, (pequeña joyita sin historia de amor) que leí casi al mismo tiempo y que no comparten mucho, excepto cuentos de oriente, heroes viajeros y autor italiano (repito: curiosa, la memoria). No he leido nieve... por qué, las recomendaciones? Explayese, caballero... (me deja con buen gusto en la boca, y voy a volver a casa tarareando el tema de In the mood..., pensando en rojos)
Le ruego vaya a ver 2046 lo antes posible y me haga el comentario de texto pertinente, así puedo enviarle una crítica (más concienzuda y más sin piedad que la otra) explayandome en el tema del amor idiota, ese gran inspirador.
Comentado por Cecilia H | 17/1/2005 17:52
[8] Baricco & Fermine. No hay nada que disculpar. Simplemente le describía un rasgo personal (no querer saber nada, en este de caso, de una película antes de ir a verla: es, sencillamente, una fijación: no he visto películas que me interesaban después de ver algún trailer traicionero; también odio llegar tarde a una película: si la entrada está pagada, paso: si no, también paso pero, en esta ocasión, de entrar; así se descubren filmes que uno no esperaba ver: no hay mal...).

Las recomendaciones: bueno, intuí, quizás equivocadamente, que usted gustaba de historias similares. No son, precisamente, grandes novelas (cortas), sino libros que me han gustado. Ah, y relacionados con China u Oriente, claro.

Sí, cuando la vea, le cuento.

Yo, quizás, también vaya tun tun tun tun tún tun tun, nai nairorai nai nairorai nana nananana nanananá...
Comentado por Matías Bruñulf | 17/1/2005 18:02
[9] Yo no soy igual que tú. A quién se le habrá ocurrido el refrán, de que todos parecemos igual ante los ojos de Mao.
www.rubiarock.com
Comentado por rubia | 17/1/2005 18:56
[10] Para rubia. No voy a decirte que no "nunca mais"
Comentado por rubio | 17/1/2005 19:00
[11] Getxo Sound. Muy buena forma de hacer publicidad de su grupo... Ahora mismo estoy visitando su página: ya les contaré.
Comentado por Matías Bruñulf | 17/1/2005 19:22
[12] Atnn Sr. Bruñulf. Le recomiendo la película El maquinista.
Fuerte abrazo,
Brigado.
Comentado por Brigado Perón | 17/1/2005 20:03
[13] Oído, Brigado. Gracias por la recomendación. Tendré que dejar la reserva y refrescarme un poco, sí señor.

¿Todo bien, amigo?

Un fortísimo abrazo.

P.S.- Hable con Neoman y preparen algo para cuando aterrice, quizás, a primeros de febrero. ¿Le vendría a usted bien esa fecha para una reunión pijoaparteseexplayanera?
Comentado por Matías Bruñulf | 17/1/2005 20:14
[14] Atnn Sr. Bruñulf. Será un auténtico placer vernos por Madrid para cuando usted aterrice, sea cuando sea dicha fecha aquí estaremos, neoman y el patito FEU para celebrar su llegada.
Abrazísimo,
Brigado.
Comentado por Brigado | 18/1/2005 00:31
[15] Así sea. Como decía Don Camilo: "si se empeña...."
Comentado por Noeman | 18/1/2005 00:53
[16] Ya voy por la segunda clase de mandarín.... Don Matías, no le llamo tligo por no llamalle Lodligo.

De rodillas le saluda con devoción.
Comentado por Fendetestas | 18/1/2005 09:19
[17] Duda. ¿Hay sitio en el chinaflat para una visita espontánea?
Comentado por Agivoladora | 18/1/2005 09:22
[18] Duda. ¿Hay sitio en el chinaflat para una visita espontánea?
Comentado por Agivoladora | 18/1/2005 09:24
[19] Los pasillos de Chinaflat son inescrutable. Depende de dos factores:

En primer lugar, el Factor Bruñulf a.k.a. Factor Pilgrim: habría que saber quién es usted para después pasar al factor segundo, siempre y cuando el anterior soplase a su favor.

Factor segundo: Chinaflat... Bueno, esto habrá que tratarlo en un texto futuro, porque traerá cola.

Por cierto, Carlo Zola, italocadista from La Caleta, Nápoli, está primero.
Comentado por Matías Bruñulf | 18/1/2005 09:49
[20] 2046. el domingo vi 2046, kar-wai es un esteta exquisito, eso me volvió a gustar, también me gustaron todas ellas (bellas mujeres) y el hotel y las historias del amor no correspondido. aún así creo que en "in the mood for love" la historia es más redonda, más meláncolica, más hiriente y más bella, si cabe.
Comentado por Beatriz Viterbo | 18/1/2005 10:09
[21] Qué wai. Sí, Beatriz, habrá que verla una vez más. Y otra.
Comentado por Matías Bruñulf | 18/1/2005 10:31
[22] Me decepcionas. Si vieras mis ojos redondos a lo Candy Candy ni te lo pensarías. Por cierto, lo que prefieras de compañero de piso, cenas y duchas a un italocadista antes que a una dama como yo no dice mucho de tu buen gusto. ¿Es que se te ha atrofiado rodeado de tanta ecobarbie?
Comentado por Agivoladora | 18/1/2005 12:33
[23] Me decepcionas. Si vieras mis ojos redondos a lo Candy Candy ni te lo pensarías. Por cierto, lo que prefieras de compañero de piso, cenas y duchas a un italocadista antes que a una dama como yo no dice mucho de tu buen gusto. ¿Es que se te ha atrofiado rodeado de tanta ecobarbie?
Comentado por Agivoladora | 18/1/2005 12:36
[24] Sweet Home Chinaflat. Agivoladora, no me diga eso. Que yo no la conozca, pase, pero es que los chinos son muy suyos. Ya le hablaré de su política de bandos públicos y, últimamente, púbicos.
Comentado por Matías Bruñulf | 18/1/2005 13:17
[25] rubia rock. Alguien sabe que pasó con Rubia rock?
Comentado por Javier | 28/9/2005 12:05
[26] gracias. gracias la recpesto de todos lo ciento todo lo que paso
Comentado por joels | 19/10/2007 22:22 | lajsbbs






Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres