www.bestiario.com/caviar/d.php?id=17

PIZZA FINA Y FRÍA DE PATATAS. Ingredientes:

2 patatas medianas, a ser posibles rojas • 2 tomates rojos y maduros • 4 hojas de albahaca • 1 pizca de tomillo • 100 gr de queso fresco, posiblemente ricota • 2 cucharadas de parmesano rayado • 50 gr de jamón serrano • 1 lata pequeña de anchoas • Aceite de oliva • Sal y pimienta
 
Todavía no sé que es lo que le gusta, y siempre es complicado ponerse a cocinar algo que pueda llevar a engaño, o peor, al famoso, “es que de esto no como”. Jo, que mal empieza esto.

Lo primero es pelar las patatas, lavarlas, y cortarlas en rodajas muy finas. En una sartén antiadherente, con un poco de aceite, ponemos la mitad de las patatas haciendo un rosetón que conformará la base de la pizza. A fuego lento, como lento empieza a convertirse el tiempo de espera. Mirar la hora no sirve de nada. El tiempo ha decidido por su cuenta ir muy lentamente, mientras espero que pasen los diez minutos de la hora en que quedamos para ver como vienes vestida. Para saber si se leer entre tus ropas la importancia de esta cita para ti. Solo hay que darle la vuelta y que queden doraditas y crocantes, por los dos lados.

Mientras, lavamos los tomates y los picamos lo más fino que podamos, sin tajarnos, que los nervios son traidores. Y lo ponemos en un fino o escurridor para que pierda el agua de vegetación.

El queso fresco hay que mezclarlo, en un bol, a base de muñequilla y tenedor, con el queso rallado. Y un poco de pimienta molida al momento. Y lo probamos para poner a punto de sal. Esto, aunque rápido nos quita el estrés.

Ya solo nos queda picar la albahaca y mezclarla con el tomillo.
Lo principal es que el montaje lo hacemos al momento, para que las tortas de patata queden crujientes al comer. Nos queda salpimentar el tomate. Así que ya podemos ir a la ducha. Relaja un montón.

Tras la primera copa, la charla informal y dejarla que descubra que somos un desastre a la hora de comprar música. Una vez sentada, y abriendo ya la botella, que yo pondría de vino blanco, un moscatel seco iría de miedo, nos fugamos a ordenar nuestras ideas, ver como dejamos de mirarla ese escote vertiginoso, lavarnos las manos, la cara y montar nuestra pizza. Puede ser un primero o un segundo, tras una ensalada. 

Torta de patatas, crema de queso por encima, pero sin cubrir los bordes, el tomate por encima, sin cubrirlo del todo, y alisando con cuchara. Las pizcas de hierbas por encima. El jamón, cortado fino, por los lados haciendo un rosetón, y en medio un par o tres de anchoas. Si nos queda, deberíamos de haberlo tenido en cuenta, lo siento, lo podemos decorar con un par de hojas de albahaca.

Y buena suerte.

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el miércoles, 15 de febrero de 2006, a las 15 horas y 29 minutos








Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres