www.bestiario.com/ojo/d.php?id=97

SATURACIÓN-(II). La camilla se pierde en la oscuridad de la puerta de urgencias el gentío empieza a disolverse como las células de un tejido enfermo. Algunos siguen comentando la escena. Otros, en cambio, dejan un gesto en el aire como el que termina una tarea y empieza otra con total dedicación. Por mi parte tengo ganas de malgastar la mañana como suelo hacer cuando, a pesar de estar cargado de trabajo, no puedo evitar la sensación de pérdida de tiempo, de que lo mejor está pasando precisamente allí donde yo no estoy. Intentó controlar la situación y concentrarme en alguna tarea concreta, pero llega un momento en que, según la teoría de las catástrofes, se produce un cambio radical en el desarrollo de los acontecimientos, una fractura de las emociones y la voluntad cae del otro lado. Entonces me visto lo más rápidamente que puedo y sin saber cómo, me encuentro en la calle dejándome llevar.

No puedo prever a donde me llevan mis zapatos porque de haberlo sabido antes quizá no hubiera salido de casa, pero visto desde la suficiente altura cualquier plan de batalla toma un sentido que no habríamos sido capaces de apreciar a ras de tierra. Sencillamente yo no quiero conocer el plan, y en el mapa de esta mañana mis pasos dibujan una amplia espiral cuyos primeros brazos se extienden a lo largo de las calles más largas. Diez manzanas-giro a la derecha, nueve-giro a la derecha, ocho-giro a la derecha... Cayendo hacia un centro que desconozco.
Cada mínimo detalle me parece una señal y no puedo levantar la vista sin reconocer un generoso número de pistas que me parecen dejadas a propósito como si fuera un niño al que hay que ponerselo fácil para hacer que llegue donde quieres.

El día oscurece rápidamente como si alguien bajara el brillo en la pantalla de un televisor, pero el sol entra horizontal sobre las calles iluminando algunos edificios con un color amarillo anaranjado que los hace más reales, más duros, recortados contra el cielo como un decorado.
Una vez más compruebo que todo está allí para que yo lo vea.

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el jueves, 23 de noviembre de 2006, a las 20 horas y 29 minutos


Envía un comentario

Título
Comentario:
Nombre: Correo: URL:
Introduce el código de la imagen:
 
[1] Vaya día. k me estas dando. Yo que buscaba algo de sonrisas, y me lapidas de realidad....
Comentado por Messieur | 02/12/2006 11:23






Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres