www.bestiario.com/luces/d.php?id=159

LECCIONES DE HISTORIA CONTEMPORÁNEA (3). Paul Verhoeven abandonó Hollywood después de que Hollywood lo premiara con el éxito comercial de Instinto básico y lo castigara con la flagrante incomprensión de varias de sus películas, entre ellas Starship troopers, a la que algún crítico miope tildó de apología del fascismo. Con El libro negro, el holandés errante ha regresado a su Ítaca particular, que no es otra que el cine. Y lo ha hecho una película excelente. Si bien El libro negro adopta una apariencia algo más convencional que sus cintas americanas, todo el celuloide remite a las principales obsesiones del director. Reaparecen aquí la ambigüedad moral de los personajes, las difusas fronteras entre vencedores y vencidos y la complacencia en las (bajas) pasiones del ser humano. Esos temas se ponen ahora al servicio de un relato que oscila entre la trama de espionaje y la reconstrucción histórica, sin limitarse a ser ninguna de ambas cosas. Verhoeven vuelve a demostrar aquí su habilidad para transgredir los géneros y recomponer una visión de la Historia (discúlpenme la mayúscula) nada maniquea, una épica degradada que a veces desemboca en la picaresca o incluso en el humor negro. Por eso, el auténtico conflicto de El libro negro arranca donde terminan la mayoría de las películas, con el triunfo de los aliados sobre los nazis. A medio camino entre la reflexión moral y la fascinación kitsch, el filme de Verhoeven avanza por senderos abruptos hacia un desenlace falsamente esperanzador, donde el espectador intuye que la historia puede repetirse en cualquier momento y que acaso esté repitiéndose ahora mismo. Pero El libro negro es, también, el retrato de una mujer en una época tormentosa, un retrato que guarda cierta similitud con el que trazara Fassbinder en Lili Marleen. Y en ello tiene parte más que destacada la actriz principal, Carice van Houten, que con su excelente interpretación logra incluso disimular alguna que otra arruga en el perfil de su personaje. En definitiva, Verhoeven retoma aquí su mejor pulso narrativo, con la ventaja de que esta vez sus piruetas argumentales y estilísticas no se cimientan sobre el vacío, sino que se resaltan sobre el trasfondo de un drama de verdad. Y el espectador lo agradece.

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el lunes, 19 de febrero de 2007, a las 11 horas y 56 minutos


[1] Hola, Betaville. Dices que algún crítico miope tildó Starship troopers de apología del fascismo. Según tú, que espero que andes bien de vista, ¿qué es?
Comentado por Uno con vista cansada | 21/2/2007 16:41
[2] Oftalmología: segunda planta. Una sátira antimilitarista.
Comentado por Betaville | 21/2/2007 17:29
[3] Te sigo
Comentado por Gabriel | 05/1/2008 16:14 | http://minijuegosya.com






Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres