www.bestiario.com/luces/d.php?id=111

LA FRENTE MARCHITA. Volver, la última apuesta fílmica de nuestro enfant terrible manchego, rezuma almodovarismo en cada fotograma. En apariencia, la película supone una cierta regresión estética con respecto a la búsqueda de madurez que guiaba los últimos títulos del autor: las excelentes Todo sobre mi madre y Hable con ella, así como la fallida La mala educación. Sin embargo, la vuelta a un microcosmos femenino, la lucidez irónica o el regusto kitsch de algunas de sus imágenes no nos devuelven al cineasta transgresor de los ochenta. Almodóvar reproduce ahora las señas de identidad características de su filmografía desde una mirada que ha perdido el gesto de rebeldía social de sus antiguos filmes, pero que ha ganado en elaboración formal y en dosificación de los recursos dramáticos. Así, el humor esperpéntico no tiene aquí la función disolvente de ¿Qué he hecho yo para merecer esto?, y la galería de retratos femeninos carece de la significación neocostumbrista de Mujeres al borde de un ataque de nervios, pero el espectador difícilmente echará en falta tales ausencias.

Lejos de sus primeras algaradas fílmicas, Volver es, no obstante, el Almodóvar más divertido de los últimos tiempos. La breve presentación del personaje interpretado por Chus Lampreave, las salidas de tono de Blanca Portillo y las impagables apariciones —en sentido literal— de Carmen Maura contribuyen a crear un entorno ficticio que a veces linda con el absurdo de Jardiel Poncela. En sintonía con este marco narrativo, Almodóvar se atreve a dinamitar las fronteras de los géneros cinematográficos con indiscutible desenvoltura. A lo largo de su metraje, Volver transita con naturalidad entre la comedia costumbrista, el drama social, la ghost movie y el cine policíaco. Sin las ataduras genéricas que habitualmente entorpecen los resultados de sus películas, Almodóvar entrega un puro ejercicio de libertad creativa que, aunque sólo fuera por eso, merecería destacarse dentro del adormecido panorama del cine español. Pero es que, además, Volver es una gozosa prueba de la vitalidad artística de un cineasta al que ni siquiera la «movida» logró enterrar. Aunque en su tramo final la película pierde algo de fuerza, el director consigue mantener a flote su discurso e incluso aportar matices relativamente novedosos en su filmografía: el tema de la muerte, desde la coreografía inicial en el cementerio, impregna todo el celuloide. Finalmente, Volver no sería lo que es sin la interpretación de Lola Dueñas y de una Penélope Cruz que, a este lado del charco, rara vez defrauda a sus admiradores ni justifica los argumentos de sus detractores acérrimos. En suma, he aquí una buena oportunidad para reconciliarse con un autor siempre polémico y controvertido, pero que de vez en cuando sabe mostrarse en pantocrátor.

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el viernes, 24 de marzo de 2006, a las 19 horas y 49 minutos


[1] Salchichas con queso. En primer lugar me disculpo si hiero la sensibilidad de alguno tras lo que voy a decir: No me gusta Almodóvar.

Si, ya lo se. Pero es que no se por qué se le idolatra tanto, para mi no es tan bueno, prefiero a Garci, o a Trueba o a Berlanga....
Comentado por Silandeiro | 25/3/2006 19:53
[2] Churras and Merinas. Amigo Silandeiro: En cine todo es opinable y nada indiscutible (y menos Almodóvar). De todas formas, tu lista de directores españoles me parece algo heterogénea: Berlanga es un maestro a veces genial del cine español; Trueba tiene varias películas interesantes (desde "Opera Prima" a "Belle Epoque"), pero a menudo se me antoja demasiado irregular, y de Garci sólo me parecen aprovechables sus primeros títulos (sobre todo, "El crack"); además, no entiendo el giro revisionista de su última filmografía.
Comentado por Betaville | 27/3/2006 10:19
[3] "¡coño, que me meo!". Hola, Betadín(e). ¿A ti no te ha parecido que que la Cruz está demasiado buena para ese papel? Está irreprochable, y sin embargo no hay manera de que me la crea como señora manchega de pueblo en un barrio obrero de Madrid. Y vi la peli con una manchega de verdad que está de acuerdo conmigo. Pasa un poco también con el Clooney en Siryana. Saludos, y a ver cuándo me pasas el 'No direction home'.
Comentado por Mitxo | 31/3/2006 15:23
[4] Pintxo Mitxo. Que sí, que sí, que la Pi lo hace muy bien pero no se la ve ni muy manchega ni muy obrera, la verdad sea dicha. A Clooney me lo creo más en plan talibán, aunque ahora me dirás que te acompañó a ver "Syriana" la mujer barbuda, y yo con argumentos de autoridad no me meto. Y no, tampoco se me olvida que te debo un Dylan.
Comentado por Betaville | 31/3/2006 17:08
[5] Me gusta Almódovar. Me egusta este cineasta , porque tiene entre sus características, un humor conocido como 'almodovoriano' por su singularidad, aun cuando registra jergas conocidas de tu paìs y otros elementos que sabe usar en ese fresco humor. Y por los colores que usa., su escenografía y foorgrafía.
Tiene películas inolvidables.

En ese sentido, y con tu post, claro que estoy espectante para ver 'Volver'.

Un gran salute Betaville.
Comentado por Vir& | 08/4/2006 19:59 | puertoa.blogspot.com






Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres