www.bestiario.com/letras/d.php?id=83

MÁS PANTERA. Humillado por la perspicacia del comentario de ayer de V., que ha sabido ver la extraña relación entre la pantera negra de Górliz y el tigre-león-pantera de Deusto, me decido a tomarme este asunto en serio. Porque es serio.

Dice hoy la prensa que "el Departamento de Interior sigue al acecho del supuesto felino". La investigación trabaja ahora con una hipótesis: encontrar al dueño del animal. Así que ahora resulta que la pantera o el gato grande tiene dueño. Que se prepare. Si le encuentran.

La Ertzaintza tiene sus dudas: "Mientras no se capture el bicho, no sabremos si se trata de una pantera". Perfecto razonamiento gallego. Los expertos avisan de que, aun tratándose de un animal criado en cautividad, no por eso habrá perdido su carácter agresivo. En esto coinciden con el principal testigo, Emilio Torvisco (que suena a "Emilio Tehevisto"), quien declaró tras toparse con el carnívoro: "Le brillaban los ojos como a un demonio".

Hay una página en Internet que discute sobre el animal que corona el edificio de Deusto, con poco fuste, la verdad. Dedicaré la mañana a vigilar al animal y me fijaré sobre todo si sus ojos brillan "como un demonio".

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el martes, 25 de octubre de 2005, a las 9 horas y 24 minutos


Envía un comentario

Título
Comentario:
Nombre: Correo: URL:
Introduce el código de la imagen:
 
[1] INTERIOR. No tengo muchas esperanzas de que se esclarezca el caso. El Departamento de Interior? Estamos aviados. Igual es Mari que ha bajado de Amboto buscando sustitutos para San Mamés. Por cierto, LA del edificio es UNA LEONA
Comentado por CAPI | 25/10/2005 12:19
[2] cocodrilos, loros y un león con canicas en vez de ojos. Como el asunto de la pantera ha tomado la seriedad que merece, sigo con algunos apuntes de mi investigación. El caso se puede equiparar al de aquellos cocodrilos que aparecieron y desaparecieron en un embalse de la provincia de Madrid hace un par de veranos. También en aquella ocasión hubo testigos asustados, fotografías borrosas y declaraciones agudísimas de los investigadores: “Esto es alguno que tenía dos largartos en el acuario y que los ha tirado por el váter”. La pantera también parece tener dueño, pero como el bicho no cabe por el desagüe, han decidido soltarlo por Vizcaya. Por cierto, en el capítulo de ayer de Los Simpson, la familia amarilla entraba a una tienda de mascotas que lo dejaba bien claro en su escaparate: “Todos los animales que vendemos caben por el desagüe de su casa”.
A la gente le gusta comprar bichos peligrosos e imagino que el mercado de venta de animales exóticos debe estar de alguna forma relacionado con el mercado de venta de disfraces y bigotes de domador de circo. Aunque para rarezas animales, la noticia del loro de Inglaterra. Que una pantera asuste a Bilbao, vale; que unos cocodrilos pongan en jaque a la policía, pues también. Pero que un loro que no para de repetir la frase “soy un loro” esconda en sus entrañas toda una pandemia gripal, pues como que sólo puede suceder en el Reino Unido. Cuando leí la noticia me acordé de aquel libro de Julian Barnes (Leicester, Reino Unido, 1946) titulado El loro de Flaubert. Lo que no termino de entender es porqué el señor Barnes no hizo lo que se hace siempre cuando muere una de estas mascotas de jaula; en vez de enterrar al loro dentro de una caja de zapatos en el jardín de su casa decidió llevarlo a los servicios forenses de su majestad la Reina. Eso sí que es tener sospechas de que algo rarísismo está pasando. Imagino incluso una última conversación entre ambos:
JULIAN BARNES: Tengo gripe
LORO: Tengo gripe.
JULIAN BARNES: ¿Qué?
LORO: ¿Qué?
JULIAN BARNES: Que tengo gripe.
Recupero la pantera de Bilbao para aportar más datos, en este caso artísticos, que vuelven a demostrar la estrecha relación de la Villa con el libro de la selva. El Museo de Bellas Artes hizo hace años una retrospectiva-homenaje al escultor alavés Joaquín Lucarini, autor del tigre-tigresa-leona o lo que sea que corona el edificio de Deusto. Y entre los fondos de la pinacoteca también hay una brevísisma película de animación firmada por el artista guipuzcoano Rafael Ruiz Balerdi que se titula Homenaje a Tarzán y en la que unos tambores africanos dan ritmo a sus dibujos de leones, arenas movedizas y panteras.
Y qué decir de ese ejemplar disecado que se expone en San Mamés... Ni que esto fuera Bañolas.
Comentado por Dr. V | 25/10/2005 13:17
[3] En "La puerta en el muro" de H.G. Wells, salen también dos panteras negras...pero éstas se dejan acariciar las orejas...
Libro, por cierto, muy recomendable.
Comentado por Nacho | 25/10/2005 16:27
[4] Es el espíritu errante de Urzaiz. Y los leones en desbandada... Pobre Bilbao
Comentado por Txuriurdin | 25/10/2005 17:40
[5] Y no será.... ¿Y no será que sólo es un gato, pero de Bilbao, y que lo ha visto alguno de fuera y lo ha confundido con una pantera? A ver si es eso...
Comentado por Oz | 26/10/2005 10:26 | http://oz.izarbe.com/suicidiario






Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres