www.bestiario.com/letras/d.php?id=360

REBELIÓN EN LA GRANJA. Una triste noticia empaña el deporte rural de nuestra tierra: cuatro bueyes han dado positivo en la pasada temporada de arrastre de piedra. Sucedió en Meñaka, en Kortezubi y en Maruri, y el castigo consistirá en suspender las licencias de los contendientes dopados.

No es nuevo el dopaje de animales. Así como no puede sospecharse de Rocinante, sí en cambio de Babieca. Qué decir también de Félix el Gato, del Rey León, de la Pantera Rosa.

La memoria histórica exige que se abra expediente a estos famosos superanimales del pasado. Una memoria que restablezca el honor de humildes ovejas y gallinas, de sufridos burros extenuados, de pajaritos en la cazuela.

Hay trabajo.

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el jueves, 14 de diciembre de 2006, a las 9 horas y 05 minutos


[1] Siempre sospeché del color de los pitufos. Ahora entiendo por dónde viene la cuestión...
Comentado por al nonino | 14/12/2006 12:08 | al-nonino
[2] Lo importante es participar. Las trampas en los deportes rurales darían para escribir un libro espectacular. En el caso del arrastre, a los dopajes modernos les precedieron las botellas de whisky que hacían beber a los bueyes, de trago, para que rompieran a sudar. Otro truco menos brutal consistía en enjabonar la base de las piedras, para que resbalaran mejor, y cuando esto era demasiado evidente, recurrieron a otra treta: los propietarios de los bueyes se llenaban los bolsillos con jabón, y cuando los compinches distraían a los jueces, tiraban de un cordelito con el que se abría el fondo del bolsillo y el jabón corría pierna abajo hasta el suelo, justo delante de la piedra. Qué menos, cuando te estás apostando el caserío.

Y hay que ver cómo pinchaban y golpeaban a los bueyes para que siguieran arrastrando la piedra unos metros más. Mi amigo I., antiguo periodista, testigo de la agonía de un buey infartado y vecino de Berriatua (un pueblo que es potencia mundial en el arrastre de piedras), escribió en una crónica sobre una de estas pruebas que llegó un momento en que ya no se distinguía quiénes eran más animales, los de cuatro patas o los de dos. Al día siguiente, en el frontón del pueblo aparecieron pegadas varias fotocopias de la crónica. I. tuvo que retirarse unos meses en Mozambique.

Si esto no es un hecho diferencial como para conseguir la independencia, yo no sé qué hay que hacer.
Comentado por Ander Mando | 14/12/2006 15:33 | www.vespana.blogspot.com
[3] Independencia concedida. A los bueyes, claro.
Comentado por Eresfea, independizador en horas libres | 14/12/2006 15:49
[4] Contraanálisis ya. Antes de hacer leña del árbol caído, entiendo que lo prudente es esperar al contraanálisis.
Y no quiero ni pensar lo que hubiera dado un análisis de sustancias injeridas por el pájaro loco, al que siempre se le veía puesto hasta arriba.
Comentado por Centollo | 14/12/2006 21:11 | http://www.quediario.com/blogs/133/
[5] Ahora entiendo..... lo de la famosa "HORMIGA ATÓMICA" de los dibujos animados.

Curiosa noticia. Saludos.
Comentado por Jesús | 14/12/2006 22:34 | http://perezosos.blogspot.com/






Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres