www.bestiario.com/letras/d.php?id=188

LA PIEDRA DE TOQUE. Me acuerdo cuando iba de casa al colegio (media hora andando) golpeando una piedra. El reto estaba en llevarla hasta el final, sin que se perdiera por los vericuetos del trayecto (alcantarillas, espinillas de viandantes y otros obstáculos). Tenía su emoción. La infancia es competitiva.

Hace un momento, de vuelta a casa, me he topado con una piedra como las de entonces. En Bilbao, con media ciudad levantada por las obras, no es extraño toparse con piedrecitas, clavos y grumos de asfalto. Entonces, la tentación. ¿Me llevo la piedra a casa? "Soy mayor", he pensado, "soy mayor para estas cosas". De pronto, he visto claro que en esa decisión de empezar a darle patadas a la piedra o no me estaba jugando el futuro.

La historia acaba bien. Me he decidido por la patada, Me faltaba práctica, y he tenido que hacer equilibrios, sortear a señoras extrañadas y luchar con semáforos a punto de ponerse en rojo cuando la piedra ya había cruzado. Aquí estoy con la piedra. No sé si llevármela mañana al colegio.

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el viernes, 24 de marzo de 2006, a las 11 horas y 01 minutos


[1] Que va!. Si de tu casa al Colegio había media hora andando, ¿cuanto tardas en escribir cada post? Pareces de "Bilbao exagerao". En cuanto a lo de ir pegando patadas a una piedra , me lo imagino, ayer te vi comiendo regaliz rojo por la Gran Vía....
Comentado por EL ZORRO | 24/3/2006 11:06
[2] Castaña. A mí me gustaba hacerlo con las castañas pilongas, que eran mucho más rebotonas. Lo malo era que sólo se podía jugar un mes.
Comentado por Eresfea | 24/3/2006 12:03
[3] pilongas. Mi madre se horrorizó cuando descubrió, escondido en la terraza de casa, un enorme saco de castañas pilongas que había escondido para evitar ese problema, Eresfea. Con esa extraña crueldad que tienen a veces las madres, me obligó a tirarlas.
Comentado por nomeacuerdo | 24/3/2006 12:09 | http://nomeacuerdo.blogia.com
[4] Un poco de pilongueo. Mi mamá me hubiera dejado tener ese saco. Ella y yo te lo hubiéramos guardado.
Comentado por eresfea | 24/3/2006 13:00
[5] Milonga. Admito que era más difícil con las castañas, aunque se elevaban más y podías hacer más daño.
Comentado por Peter | 24/3/2006 13:34
[6] Bien!. Buena decisión. ¿Y has hecho eso de ir sólo de blanca en blanca en los pasos de cebra?
Comentado por Amalia | 24/3/2006 14:57 | http://ambit-web.com/elolivo/
[7] Dorronsoro txapeldun!. Anda, yo también pegaba patadas a las pilongas, pero con más sofisticación: yo jugaba al golf-castaña. Elegía un agujerico del parque, me ponía en la otra punta y venga, swing, approach y putt a puntapiés y castañazos. (Curioso: los locutores pronuncian "put" -sustantivo- pero "patear" -verbo-, porque decir el verbo con la "u" quedaría feo).

Pero lo mío de verdad eran las carreras de chapas (con caretos de ciclistas) por endemoniados circuitos de tiza. A los ciclistas del montón les correspondía una chapa del montón. Los jefes de fila llevaban un relleno de corcho o plastilina en la chapa, que les daba estabilidad y poderío. Gané la gran carrera del barrio con mi chapa sin relleno de Valentín Dorronsoro -ciclista de Albiztur- después de batir en el esprint a ¡Bernard Hinault! Años después, viajé durante muchos meses por varios continentes con el mismísimo Valentín, y no me atreví a contarle mi épico triunfo con su chapa.
Comentado por Agusto Vayachapa | 24/3/2006 15:16
[8] QUE SUERTE. Que suerte que tengáis medio Bilbao levantado por las obras, Jaén lo tenemos entero.
Comentado por Jesús | 25/3/2006 12:22 | http://perezosos.blogspot.com/
[9] Meme. Peter, en un post titulado Placeres te he pedido que sigas un Meme - y no me salgas como alguien con que es el nombre de una tía de Murcia- ¿lo harás?
Comentado por Amalia | 25/3/2006 21:31 | http://ambit-web.com/elolivo/






Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres