www.bestiario.com/letras/d.php?id=117

¿TIENES PÁGINA WEB?. Viaje relámpago a Vitoria (por eso me retraso en escribir aquí). Como no hay tren nocturno, cojo el "coche de línea", que es una inagotable fuente de experiencias y de inspiración.

"Detrás mío" se ubica una tal Adela, hablando sin parar por el móvil. Efectúa unas trescientas treinta y cinco llamadas, y enseguida se ve que se dedica a contratar páginas web (tremendo oficio). La táctica es buena: llama a una empresa y pregunta inocentemente por la dirección de la página web. En el peor de los casos hace como que la apunta. En el mejor, reacciona enseguida: "¿Cómo? ¿No tenéis página web?". Lo dice como si le diera pena que alguien no pudiera ver o que careciera del necesario sustento diario. Pronto se ofrece a hacer un presupuesto "ajustado", pues casualmente conoce a alguien que se dedica a esos fantásticos menesteres de armar páginas web.

Consigue unas cincuenta y tres respuestas positivas, de gente que acepta echar un vistazo al presupuesto. Yo voy leyendo a Agustín de Foxá, que exclama en uno de sus poemas: "¡Qué bien estaba yo en el siglo trece!".

Yo también lo digo. Sin móviles. Aunque quizá en galeras.

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el martes, 13 de diciembre de 2005, a las 16 horas y 25 minutos


[1] VIAJAR. nO SE SI EN EL SIGLO XIII PERO EN EL XV, ya lo escribió Jorge Manrique.
Partimos cuando nascemos,
andamos mientras vivimos,
y llegamos
al tiempo que fenescemos;
así que cuando morimos
descansamos.
No te preocupes Peter, ya descansarás pero detrás de mí NO.
Comentado por capi | 13/12/2005 17:03
[2] Historias de la mili. Muy buena táctica la de la señora, me recuerda a un antiguo timo, fino fino. Del siglo XX. Un médico de un pueblillo guipuzcoano aseguraba a los mozos del pueblo que tenía contactos entre los médicos del Ministerio de Defensa -o como se llamara entonces-, y que a cambio de un dinero intentaría librarles de la mili. Si no lo conseguía, les devolvía la pasta. Al final, casi todos los mozos se iban a la mili y el médico les devolvía el dinero. Pero siempre había alguno que se libraba y corría a darle las gracias al médico. En realidad, el médico no conocía a nadie del ministerio ni movía un dedo: los mozos afortunados se habían librado por un detalle que no conocían. Excedente de cupo. El médico se quedaba con la pasta. Es un timo muy bueno porque el timado acaba feliz y agradecido al timador.
Comentado por Ander | 14/12/2005 00:42
[3] El día que la gente.... se entere de que hacer una página web no tiene ningún misterio, o que, como ya empieza a pasar, te la den hecha en algún servidor o con algún chisme informático... se les acabó el chollo. Al final nadie tendrá web ni blog, porque será algo que tendremos todos y carecerá de significado el tener o no, y se tendrá que significar el contenido.
Comentado por Oz el antipoético | 19/12/2005 10:54 | http://oz.izarbe.com/suicidiario






Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres