www.bestiario.com/fotocopia/d.php?id=137

PROBLEMÁTICO Y CONFLICTIVO.. Así me describió mi casero. También como el único que se queja o el que provoca todos los problemas. Y también me dijo que se alegraba de que este fuera el último mes que estamos en su piso.

Describiré someramente mi aspecto actual, que se supone amenazador: 1'65m de altura, unos setenta kilos distribuidos de forma no-atlética, pelo lacio, moreno y cada vez más escaso, ojeras perennes, barba que para otros es de una semana pero que lleva conmigo cuatro, y casi siempre que mi casero aparece, llevo un aterrador pijama de rayas y chanclas. Es lo que tiene trabajar en casa, que da pereza vestirse.

Y cuando ayer le llamé para decirle que la bronca que vino a echarnos al piso no me parecía bien, me soltó lo de problemático y conflictivo. Supongo que sí me excité más de la cuenta.

Si sólo habíamos tenido un par de apagones de luz, un calentador que funcionó mal durante dos meses, que acabó rompiéndose y que tardó en repararse sólo una semana, semana durante la cual tuvimos el placer de ducharnos con agua a diez grados, la conexión a internet defectuosa, la instalación de calefacción inutilizada mientras se reparaba una pequeña gotera que venía del piso de arriba, muebles que tenían que llegar en una semana y estaban transcurridas seis, el lavavajillas que tenía la instalación incompleta (y por tanto era inútil), y alguna cosa más, como reparaciones que se suponía debíamos tener en días y tardaron en llegar semanas, ventanas y persianas nuevas también con retraso, o la ausencia de mampara del baño que nos obligaba a remojarnos acuclillados para no manchar (con el calentador roto, recuerdo, pero eso sí, cuidando de que el parquet no se mojara).

Supongo que sí soy problemático, y que me pongo nervioso por nada. Si sólo habían sido dos meses de problemas sucesivos, de cosas que deberían estar y no estaban, cosas que debían funcionar y no lo hacían. Al fin y al cabo la casa no deja de ser suya, y nosotros sólo pagamos setecientos (700) euros por una habitación en un piso compartido con cinco personas más, siete en total.

¿Qué pretendemos? ¿Tener además derecho a quejarnos?

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el lunes, 10 de diciembre de 2007, a las 1 horas y 30 minutos


Envía un comentario

Título
Comentario:
Nombre: Correo: URL:
Introduce el código de la imagen:
 
[1] Tocar los coj... es gratis (piensan). Supongo que problemático y conflictivo como descripción para inquilinos que simplemente piden lo que pagan, son adjetivos usados por explotadores que han olvidado que un día sufrieron “apagones de luz, un calentador que funcionó mal durante dos meses, que acabó rompiéndose y que tardó en repararse sólo una semana, semana durante la cual tuvimos el placer de ducharnos con agua a diez grados, la conexión a internet defectuosa, la instalación de calefacción inutilizada mientras se reparaba una pequeña gotera que venía del piso de arriba, muebles que tenían que llegar en una semana y estaban transcurridas seis, el lavavajillas que tenía la instalación incompleta (y por tanto era inútil), y alguna cosa más, como reparaciones que se suponía debíamos tener en días y tardaron en llegar semanas, ventanas y persianas nuevas también con retraso, o la ausencia de mampara del baño que nos obligaba a remojarnos acuclillados para no manchar (con el calentador roto, recuerdo, pero eso sí, cuidando de que el parquet no se mojara)” , antes de poder comprar una segunda vivienda para exprimir a otros en beneficio propio. O tal vez, y esto es aun más desagradable, nunca hayan sufrido dichas penurias, y su mayor diversión sea hacer pasar a los que consideran como garrapatas dependientes de su poder por semejantes vejaciones.

Sabes qué, dúchate de pie durante este último mes a ver si regando el parquet crece.
Comentado por jonfius | 10/12/2007 12:06
[2] ¿Una segunda vivienda?. Que yo sepa, creo que ronda más bien la decena de viviendas que tienen en alquiler en condiciones similares, aunque parece que somos los únicos que sufrimos fallos, y yo el único que levanta la voz. 700 euros x 4 habitaciones = 2800euros/mes x 10 pisos = 28.000 euros/mes.

Cuando discutimos con él acerca de dinero, porque le reclamamos compensación económica a cambio de los problemas, cerró el regateo con un "bueno, así lo dejamos; este mes me llegará apenas para cubrir la hipoteca del piso". No sé si en ese momento yo tendría que haber sentido un poco de lástima por su peliaguda situación o qué, pero sólo acerté a mirarle con cara de asombro. Entonces la relación personal con los caseros era buena, pese a todos los problemas estábamos contentos con el trato y habían ido resolviendo los fallos con relativa celeridad, pero al tocarles su corazoncito, que viene a estar en el mismo bolsillo, la cosa se ha torcido.
Comentado por fotocopiado | 10/12/2007 23:31
[3] Papa Dani. pues la verdad si luces un poco aterrador de vez en cuando pero bueno, solo imprecion eres inofensivo, excepto cuando comienza parce, hay que fregar hay que botar la basura, a leja ese plato de lechona que huele a mierda pero de resto no.
Pero en medio de todo eres una buena persona con tu macabria pijama a rayas. jeje
Buen escrito
Comentado por Felipe | 11/12/2007 00:02
[4] Hola Felipe. Os presento a Felipe, buena gente, compañero de piso y colombiano, por ese orden. Aunque su español parezca incomprensible ante nuestros ojos ibéricos, en realidad lo es, sobre todo si habla rápido, que es casi siempre. Y las cosas que come, pues también son bastante incomprensibles.

Un abrazo parce, su comentario estuvo muy bacano.
Comentado por fotocopiado | 11/12/2007 00:16






Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres