www.bestiario.com/fotocopia/d.php?id=120

BLANCO. Puro, virgen, reciclado, con lineas, de cuadritos, milimetrado, libreta cutre, Moleskine, grande, pequeño, mantel, servilleta, mesa, pared de retrete. Y pantallas.

La inspiración es transpiración. La creación es noventa por ciento transpiración, diez inspiración. La inspiración está muy bien, pero que me coja trabajando. Escribir es fácil, sólo hace falta tener algo que contar.

Alguien, alguna vez, lo dijo. Todos eran más listos que yo, no tengo porqué pensar que mienten.

Hace mucho tiempo que no escribes, ¿por qué?¿Qué te pasa?¿Es que has abandonado? Venga que eso es un momento, y tú sabes cómo se hace. Yo te doy una idea. Todos, alguna vez, lo han dicho. Supongo que lo hemos dicho.

Por ideas no será. Cualquier cosa es una idea, y muchas son una buena idea. Las mejores historias empiezan con las ideas más pequeñas, las más estúpidas, las más sencillas. Por si fuera poco, desde lejos cualquier idea es buena. Desde la distancia, los límites están claros, controlas, tienes el poder. El problema empieza cuando te acercas. Entonces el blanco manda.

Blanco. Puro, virgen, reciclado, con lineas, de cuadritos, milimetrado, libreta cutre, Moleskine, grande, pequeño, mantel, servilleta, mesa, pared de retrete, pantallas.

Manda, y crece, se hace grande, cada vez más. Y tú, o lo que intentas ser tú, más pequeño, y ya la idea no es tan buena, la historia no es tan fácil, las palabras no salen, no te gustan, te trabas, borras, empiezas, tiras, tachas, rascas, mueves, cortas, pegas, lees, entras, sales.

Y los límites ya no están. Sólo blanco, infinito. Y el primer obstáculo, lejos, pequeño, asequible. Vas a por él. Y crece, y ya no lo puedes saltar, intentas rodearlo, le nacen brazos, tiene boca, cada vez es más grande, dientes, aliento, más oscuro, más peludo, más grande, más cerca, peor. Ñam.

Un pitido en los oidos, la vista en el infinito, el dedo en el botón del, el bolígrafo haciendo un charco de tinta, la ventana del vecino, el perro que ladra, la mosca que pasa.

Y una vez tienes el final perfecto, ni siquiera eres capaz de encestar en la papelera.

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el lunes, 4 de junio de 2007, a las 20 horas y 04 minutos


[1] Regresas. Por fin. Gracias...aunque le des a DEL...no importa
Comentado por Chisco | 04/6/2007 21:08
[2] Che!. Que bueno q viniste
Comentado por David | 05/6/2007 10:05
[3] Dankeschöen. A todas.
Comentado por fotocopiado | 05/6/2007 10:12
[4] Un porlino a diario. Yo no voy a ser quien te presione. Pero es justo reconocer que una de las maniobras totalmente sistemática de mi jornada laboral, es tentar a la suerte tecleando http://www.bestiario.com/fotocopia/. Tal vez porque la distancia merma las posibilidades de contacto, y esta sea la una de las pocas vías de indagar en tu estado de ánimo. Tema, que por otro lado, siempre me ha preocupado e interesado por encima del resto de peculiaridades que conforman tu prolina existencia.
Comentado por jonfius | 05/6/2007 13:47
[5] Gracias. Por preocuparte en la distancia. Mi Porlinísima Majestad se encuentra como siempre, si bien algo acatarrado. El estado de ánimo fluctúa, así que sin novedad en este frente tampoco. Espero poder cumplir más a menudo, si bien el gran agujero blanco suele atraparme con más frecuencia de la deseada. Besos mil.
Comentado por fotocopiado | 05/6/2007 17:38






Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres