www.bestiario.com/eddivansi/d.php?id=20

EL HUMO DE LAS MUSAS. Dejé de escribir, la primera vez, por cansancio. Por huir de ese jodido run-run que me sonaba cada vez que me ocurría algo interesante, transformándose en algo obsesivo; ese ver en todo lo que vives materia de escritura, de decirte a cada instante: esto tienes que escribirlo, Eddi Vansi.

Dejé de escribir, luego, en la Facultad; aunque sí se me escapó algún verso a las mujeres y la noche, a las musas y a Cleo.

Dejé de escribir, por tercera vez, en el momento en el que firmé mi particular contrato de cotidianidad, sin leer siquiera la letra pequeña: Marta, y ese todavía que me martilleaba los oídos, las ideas, las necesidades y los anhelos.

Y volví a escribir no hace tanto para renovar mi sentido nocturno, beber con más motivos que excusas, y darle un golpe bajo a la rutina, que me ganaba la partida, y como una lluvia pertinaz mojaba ya todos mis putos trajes.

Llevaba mucho tiempo, no sólo sin rumbo, sino como dormido, sumido en un letargo en el que iba de casa al trabajo, del trabajo al puticlub y del puticlub a casa. Ésa era mi vida, por más que de tanto repetirse oliera a muerto.

Decidí retomar la escritura para meter una patada a todo eso, como una forma más de agarrarme a un clavo ardiendo y gritar y sentirme vivo, y rescatar de nuevo en un papel siquiera diez minutos de mis días; lo importante, lo que me importa, lo que me invento o no me invento; los restos de mi puto naufragio que llegan a la orilla.

Tampoco es que el cambio haya sido bestial pero, qué cojones: volver a darle una oportunidad a toda esta mierda catárticamente estudiada, es volver a reinventarme a mí mismo.

En fin, sólo una cosa no cambia: sigo fumando.

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el jueves, 19 de enero de 2006, a las 23 horas y 30 minutos


Envía un comentario

Título
Comentario:
Nombre: Correo: URL:
Introduce el código de la imagen:
 
[1] Escribe y vencerás. Haces bien en retomar la pluma, a veces sirve de autoterapia desacomplejadora y libera el colesterol mental. No tanto como el alcohol pero se le parece bastante.
Comentado por Dr. Strangelove | 20/1/2006 07:32 | http://elgabinete.blogspot.com
[2] El gusanillo. Sigue escribiendo, Eddi Vansi. Aunque sólo sea por lo a gusto que se queda uno. Las musas son unos pingos que van y vienen cuando se les antoja, pero no desesperes. Siempre vuelven.
Comentado por Ballesta | 20/1/2006 13:18 | http://blogs.vivito.net/blog/reflexiones_de_un_trasto
[3] Volver. Qué bueno es siempre "Volver..."
Comentado por MalditosTacones | 20/1/2006 23:59 | www.lapuntadeltacon.blogspot.com
[4] Yo también .... sigo fumando. He vuelto a hacerlo después de ocho años y ahora escribo más o menos por las mismas razones. Bueno, las mismas pero si en el puticlub

Un saludo
Comentado por sabbat | 22/1/2006 13:26 | http://imaginate.blogia.com/






Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres